Diario de Información y Análisis de Intereconomía
TRIBUNA

Pido perdón

Disculparse siempre ha sido un arte. En un mundo habitado por seres acomplejados, pedir perdón de manera preventiva puede suponer un ahorro en posteriores justificaciones eternas e innecesarias.

Disculparse siempre ha sido un arte. En un mundo habitado por seres acomplejados, pedir perdón de manera preventiva puede suponer un ahorro en posteriores justificaciones eternas e innecesarias. 

Yo asumo mi culpabilidad:

-Pido perdón por haber nacido. En una sociedad en la que se antepone el aborto a la procreación, venir al mundo ya es motivo de disculpa.

-Pido perdón por ser hombre. Como potencial violador, maltratador y asesino machista, ruego mi disculpa a aquellas que ven mi presencia en el planeta como una amenaza para su existencia. 

-Pido perdón por ser blanco, con la superioridad que ello conlleva para aquellos que en nombre de la igualdad racial, discriminan a sus semejantes.

-Pido perdón por ser heterosexual. Por adorar a las personas del sexo opuesto y por respetar, sin restricciones, a aquellos que viven libremente su sexualidad, sea cual sea la orientación elegida.

-Pido perdón por ser español y por sentirme orgulloso de nacer en este magnífico país.

-Pido perdón por ser católico, por haber sido bautizado por mis padres y por haber elegido, en edad adulta, seguir profesando una religión en total libertad.

-Pido perdón por ver en la izquierda la involución de la especie, el retroceso en el progreso humano, la miseria y la sumisión.

-Pido perdón por anteponer la libertad del individuo a las necesidades del estado.

-Pido perdón por solicitar la cadena perpetua para los terroristas, sin aplicación posible de beneficios penitenciarios.

-Pido perdón por ser amante del fútbol, por disfrutar por un deporte capitalista que paga sueldos millonarios a tipos que a cambio de dar patadas a un balón generan ingresos millonarios a sus empresas.

-Pido perdón por respetar la tauromaquia, por tratarla como un arte y por entenderla como necesaria para la supervivencia del toro de lidia.

-Pido perdón por defender las tradiciones populares, por considerarlas la base del respeto a la evolución de un pueblo.

-Pido perdón por seguir confiando en el ser humano, con sus virtudes y deficiencias.

-Pido perdón por intentar disfrutar de la vida cada minuto, sin pensar más allá del mañana.

Lo sé, soy un ser imperfecto, disculpen mis múltiples defectos.

 

Publicidad

Colabora con Intereconomia

Opinión Columnas
25 Mayo 2017
No, Pedro Sánchez no estaba muerto, y una vez conocido su programa electoral, sabemos que estaba tomando cañas, demasiadas.
Opinión Columnas
18 Mayo 2017
En apenas dos años, la izquierda ha trasladado su preocupación por los millones de niños famélicos que buscaban basura en los contenedores a luchar por desenterrar los restos mortales de Franco.
Opinión Columnas
9 Mayo 2017
Opinión Columnas
4 Mayo 2017
Con los cadáveres aún calientes de los mariscos ejecutados en la fiesta de Primero de Mayo, vuelven los sindicalistas liberados a la dura rutina laboral.
Opinión Columnas
27 Abril 2017
Los autodenominados regeneradores de la casta española no siguen el ejemplo de la dama pepera.
Opinión Columnas
20 Abril 2017
El turismo religioso en España genera más de un 2% del PIB del país, con un impacto de unos 30.000 millones sobre la economía nacional.
Opinión Columnas
13 Abril 2017
Opinión Columnas
30 Marzo 2017
Resulta complicado ejercer ahora una defensa de aquellos que solicitan ayuda en las redes sociales, pero es imprescindible hacerlo.
Opinión Columnas
23 Marzo 2017
Disculparse siempre ha sido un arte. En un mundo habitado por seres acomplejados, pedir perdón de manera preventiva puede suponer un ahorro en posteriores justificaciones eternas e innecesarias.
Opinión Columnas
15 Marzo 2017
Dicen las malas lenguas que el PSOE tiene que cambiar de siglas. No es Partido; No es Socialista; No es Obrero; y No es español.