Diario de Información y Análisis de Intereconomía

Bichos y demás familia

Cuentan que el primer ministro británico Lord Rosebery viajaba en barco con su perro cuando el animal cayó al agua. -¡Dé la vuelta!- pidió el político, pero el capitán aseguró que no pararía las máquinas por un perro. -Y por un hombre, ¿daría la vuelta por un hombre?-, preguntó. El capitán dijo que sí y Rosebery saltó al agua y nadó hasta su perro. Fueron rescatados juntos.

Bichos y demás familia es, con permiso de Durrell, el lugar para hablar de ellos. De los bellos, de los fieros, de los dulces, de los temibles... de todos los animales."

Publicidad