Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Resistencia Civil Catalana

'Las políticas de Rajoy envalentonan a los separatistas'

Rosalina Moreno

El pasado julio, la sociedad civil catalana contraria al secesionismo pasó a la resistencia. Eduardo García, un histórico en la lucha contra el separatismo, gestó la plataforma Resistencia Civil Catalana, formada por catalanes leales a España hartos de ilegalidades.

Exige aplicar las medidas necesarias con firmeza y fortaleza. “Tenemos que frenarlos y luego pasar nosotros mismos a la ofensiva, y cuando digo nosotros me refiero a todos los españoles”, declaraba hace seis meses Eduardo García a este diario, que dio la exclusiva de la aparición de esta resistencia.

Sus miembros se declaran insumisos ante cualquier decisión adoptada por los separatistas que no respete la Constitución. Pretenden luchar utilizando todos los medios que puedan para resistirse al secesionismo.

Sobre cómo lo hace Rajoy, con su operación diálogo; las salvajadas de la CUP; que ningún miembro del clan Pujol esté en la trena; y de qué cree que pasará con Mas, Homs y Forcadell charla con La Gaceta. 

-¿Cómo ve a Cataluña y a quién se le debe esta estampa?

Empujada hacia el abismo de la secesión por el movimiento nacional-separatista, a causa principalmente de la inoperancia o connivencia fáctica de algunas instituciones y poderes del Estado. Nada indica que esto vaya a cambiar en un futuro inmediato. La situación es cada día más explosiva e imprevisible.

-Defina la gestión de Puigdemont.

Pésima y empeora día a día. Sigue sin solucionar los problemas reales que preocupan al común de los ciudadanos, y sólo se dedica a crear problemas artificiales. En la práctica, no se comporta como un presidente de todos los catalanes. Debería estar ya inhabilitado.

-¿Cree que Puigdemont irá a la conferencia de presidentes?

No lo creo, dada su exigencia de una relación bilateral con España, lo cual es su modo de visualizar que en la práctica Cataluña ya está fuera de España, como cualquier otra nación extranjera. Por ello, es imprescindible que el Gobierno de España no consienta ni acepte ninguna clase de bilateralidad Cataluña-España.

-¿Y qué piensan de Rajoy en Resistencia Cívica?

Que se empecina en premiar la deslealtad de los separatistas, y en proseguir políticas de apaciguamiento con los que nunca van apaciguarse ni conformarse. El secesionismo se toma las políticas de apaciguamiento como lo que son: Señales de debilidad. Consecuentemente, no sólo no se calman, sino que aun se envalentonan más.

-¿Qué recado le trasladan desde su plataforma?

Que deje de financiar a la Generalidad separatista de Cataluña. Que ponga en marcha sin más demora el artículo 155 y todas las medidas legales excepcionales que requiere el caso. Que intervenga la Generalitat, como en su día se hizo con el Ayuntamiento de Marbella. También le recordamos que en un Estado de Derecho el presidente del Gobierno está obligado a cumplir y hacer cumplir la ley. No es discrecional ni optativo.

-¿Y qué harán, por su parte, en Resistencia Cívica?

Todo lo que esté en nuestra mano, siempre al servicio de España.

Defendemos el Estado de Derecho y el imperio de la Ley, consecuentemente no aceptaremos ninguna resolución con apariencia legal emanada de un Parlamento regional que está en declarada rebeldía contra la soberanía nacional.

-Por cierto, ¿qué opina de las salvajadas de la CUP y que les salgan gratis?

De los salvajes sólo cabe esperar salvajadas. Si nadie lo impide vamos aceleradamente hacia la confrontación civil. Deberían estar cumpliendo condena en la cárcel. Si no lo están es gracias al buenismo hipócrita tan abundante en España.

-¿Y cómo acoge que el juez haya dejado libre a Oleguer Pujol y ningún miembro del clan esté entre rejas?

No soy jurista y desconozco las razones en que fundamenta su sentencia. La figura alegórica de la justicia es una dama con los ojos vendados, pero en este caso parece que se ha levantado la venta y ha mirado a quien juzgaba. Aunque, por respeto a su oficio, prefiero creer que el juez no está prevaricando. Pero recordemos cómo el “padre de la patria catalana” ya se libró injustamente de la cárcel cuando su multimillonario desfalco en Banca Catalana. Tampoco debemos olvidar que el exhonorable ejerció, a modo de “Virrey”, su poder omnímodo sobre Cataluña. Al parecer, como si tuviese “patente de corso” para enriquecerse desmedidamente a costa de los catalanes. Es muy probable y bastante verosímil que Jordi Pujol atesore a buen recaudo muy valiosa documentación que de salir a la luz pública tendría efectos demoledores para muy poderosos y antiguos socios; socios que aun están en disposición de evitarle cárcel, a él y a su “famiglia”.

-¿Qué cree que pasará con Mas, Homs y Forcadell?

Lamentablemente, les pasara muy poca cosa para lo que se merecen, si es que finalmente les llega a pasar algo. Hasta la fecha les va muy bien. El separatismo es el mayor negocio en Cataluña. No produce nada bueno, pero muchos malos viven estupendamente de él.

-¿Confía en algún partido catalán?

Ya me gustaría, pero el conocimiento y la observación me obligan a desconfiar de todos los partidos que actualmente configuran el Parlamento de Cataluña. Pero hay grados de desconfianza. Soy uno más de los cientos de miles de ciudadanos que cuando vamos a votar no elegimos al mejor, elegimos el que nos parece menos malo. En cualquier caso, mi único partido es España.

-¿Cuál es la solución en Cataluña?

El daño ya está hecho. Muchos de los máximos responsables políticos de España han dejado que el secesionismo crezca hasta alcanzar proporciones alarmantes y amenazadoras. Si seguimos haciendo lo mismo -respondiendo acomplejadamente y con miedo a irritar a los enemigos de España-, seguiremos perdiendo terreno y el secesionismo llegará algún día a romper en trozos nuestra patria. Las líneas de fractura ya están a punto y cada día que pasa los secesionistas están más cerca de alcanzar su gran objetivo. La infección separatista se ha extendido por todo el cuerpo social y ya no responde al tratamiento ordinario.

-¿Requiere con urgencia de una intervención excepcional?

Sí. Pasemos decididamente a la ofensiva contra el secesionismo en Cataluña. Seamos proactivos, no reactivos. Mantengamos la firme voluntad de empujarlo sin parar hasta reducirlo a la marginalidad de la que nunca debió salir.

Debemos derruir los cimientos del nacionalismo-separatista. Empezando por derogar las leyes de discriminación lingüística contra los español hablantes.

No toleremos ni un día más la instrumentalización política del catalán en contra de nuestro mayor tesoro y patrimonio cultural: La lengua oficial y común de todos los españoles. Para ello, es imprescindible garantizar el derecho a usarlo libremente como lengua vehicular en la escuela pública.

En el debate de las ideas no demos por buena su terminología.

-No son independentistas...

No. No les llamemos así. Cataluña no es una colonia, y consecuentemente no tiene derecho de autodeterminación. España es la nación de los catalanes, pero en Cataluña el Estado Español se ha ausentado y la ha dejado en manos del nacional separatismo. Esa es la raíz, y debemos cortarla. Los españoles que amamos a nuestra patria nos debemos dotar de un amplio proyecto nacional que genere entusiasmo y movilice a las nuevas generaciones. ¿Aún estamos a tiempo? No podemos saberlo. El futuro nadie lo conoce, pero tenemos el deber patriótico y cívico de intentarlo. 

Leer más...

Así está Cataluña tras un año con Puigdemont

Exigen a Rajoy mano dura con el separatismo

VOX vuelve a exigir la aplicación inmediata del artículo 155

‘En Cataluña manipulan a niños para acosar a otros menores’

VOX Barcelona:‘Rajoy tiene la culpa de lo que pasa en Cataluña, por no aplicar el 155’

Publicidad