Diario de Información y Análisis de Intereconomía
TRIBUNA

Carmena, o el sentimentalismo criminal

Hoy las mafias del tráfico humano bendicen el nombre de la alcaldesa Carmena.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, hondamente conmovida por el hecho de que a los inmigrantes ilegales se les interne en centros para inmigrantes ilegales, ha decidido proveerles de pisos de protección pública gratis total. Hoy, en Baguineda, en las afueras de Bamako, o quizás en Niaga, en la periferia de Dakar, alguien verá la noticia de que una generosa gobernante de Madrid instala gratuitamente en pisos públicos a los inmigrantes sin necesidad de papeles. Hoy también, las largas redes que controlan los diversos tráficos ilícitos a través de África, incluido el tráfico humano, venderán la misma noticia en sus puntos de reclutamiento. Carmena avala la operación.

Atraídos por el espejismo parabólico de la Jauja occidental, un buen número de jóvenes de cualquiera de estos países acudirá a ese tipo del barrio que, como todo el mundo sabe, organiza los viajes al opulento norte. Porque todo el mundo lo sabe, en efecto: las mismas redes que trafican con armas, tabaco, drogas o gadgets electrónicos se dedican igualmente al transporte de mercancía humana, y no faltan funcionarios venales que cobran su correspondiente comisión por hacer la vista gorda. En su periplo, después de vender lo que no tienen, nuestros amigos llegarán a puertos donde otras mafias les procurarán una embarcación. El Estado Islámico ha ganado 88 millones de euros sólo en Libia –lo contaba ayer El País- por la vía de acaparar el tráfico humano hacia Europa. Los “migrantes” subirán a bordo de embarcaciones de lance. Un cierto porcentaje de ellos morirá; sus cadáveres flotarán sobre las aguas del Mediterráneo curtiéndose al sol del sueño de Carmena. Otro porcentaje, el mayor, llegará a Europa. Quizás alguno pregunte por Carmena. 

No habrá Carmena, sin embargo. Aquí esa gente se encontrará con que no hay pisos ni hay nada, salvo un policía que, como es su obligación, le preguntará por sus papeles, y un consulado, el del país de origen, que declinará cualquier responsabilidad, porque ningún Estado avala a un ilegal. Es posible que Carmena llame al consulado. Al de Mali, por ejemplo. Y allí, tal vez, un funcionario le recuerde que lo que quiere Mali no es que la gente se la vaya del país, sino que se le quede dentro, porque nadie puede construir un país sin paisanos, como decía hace poco en París el ex primer ministro Musa Mara. Tal vez Carmena reflexione: “qué racistas son estos africanos, que no quieren que los africanos de vayan de África”. La alcaldesa llegará a su casa, después de un duro día de trabajo, y dormirá con el espíritu reconfortado por la propia bondad. Mientras tanto, un cadáver se pudrirá en el Mediterráneo después de tributar su último pensamiento a los pisos de Carmena, varios cientos de desconcertados inmigrantes seguirán preguntándose dónde están los pisos de Carmena y algún canalla en cualquier puerto de Libia contará los billetes que ha ganado gracias a los pisos de Carmena. 

Gracias, alcaldesa. Eso se llama filantropía.

Publicidad

Colabora con Intereconomia

Opinión Columnas
26 Abril 2017
¿De verdad queréis que vuestro nombre, vuestro suelo, vuestra gente, siga existiendo? Bien, pues yo os daré la receta: construid poder nacional, que es la llave de la Historia. La decisión es vuestra: o metamorfosis o muerte.
Opinión Columnas
1 Diciembre 2016
¿Quién vive realmente en la posverdad? ¿El pueblo que constata la evidencia o las elites que insisten en predicar un discurso cada vez más alejado de la realidad objetiva?
Opinión Columnas
22 Noviembre 2016
En España, un candidato como Fillon habría sido inmediatamente excomulgado por la mayoría mediática y, por supuesto, por el propio PP: por “facha”.
Opinión Columnas
14 Noviembre 2016
Lo que de verdad ha puesto histérica a la izquierda es la constatación de que el pueblo le ha dado la espalda.
Opinión Columnas
4 Noviembre 2016
Hoy las mafias del tráfico humano bendicen el nombre de la alcaldesa Carmena.
Opinión Columnas
3 Octubre 2016
El PSOE es uno de los “partidos dinásticos” del sistema, con el PP. No puede jugar a levantar banderas rojas. Sería como si Sagasta se hubiera hecho anarquista en 1901. Por eso era preciso acabar con Pedro Sánchez. Para salvar tanto al sistema como al propio PSOE. Pero quizá sea ya demasiado tarde. O demasiado inútil.
Opinión Columnas
21 Julio 2016
Es la guerra de nuestro tiempo: el yihadismo. Y cada vez que golpea, una catarata de tópicos se abate sobre la mente del atribulado ciudadano europeo. Aquí va un catálogo de verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico.
Noticias
19 Abril 2016

Héroe de guerra, héroe de cautiverio, esposo catastrófico y funcionario de dudosa reputación, Miguel de Cervantes Saavedra ha pasado a la Historia universal por su obra mayor: Don Quijote de La Mancha. Una obra que en buena medida toca la fibra central de toda existencia humana. Por eso es un clásico. El clásico por antonomasia.

Opinión Columnas
17 Diciembre 2015
La impresión que deja esta derrota es la de una victoria política: sólo el FN ofrece una alternativa al sistema.
Opinión Columnas
9 Diciembre 2015
El FN es el primer partido entre la clase obrera: un 43% de los trabajadores le vota. También entre los jóvenes de 18 a 24 años.