Diario de Información y Análisis de Intereconomía

5 euros por descolgar un crucifijo

La Asociación Valenciana de Ateos y Librepensadores (AVALL) gratificará con 5 euros a cualquier persona que descuelgue un crufijo situado en un edificio público, como hospitales, colegios, ayuntamientos, etc. El objetivo es retirar 500 crucifijos de organismos públicos en la Comunidad de Valencia.

AVALL asegura este dinero se utilizará "para la mejora del servicio público". Se desconocen los detalles de cómo se hará efectiva esa mejora del organismo público y qué hará la asociación laicista con los crucifijos confiscados

Este organismo opina que "los símbolos religiosos no tienen ninguna funcionalidad objetiva que ayude a prestar un servicio público mejor o más eficientemente". Además, desde AVALL creen que las "confesiones religiosas son ideologías que se alinean con ciertas formaciones políticas, pero no todas, con lo que cualquier símbolo incurre en un proselitismo que infringe la neutralidad ideológica del Estado y de los servicios públicos".

 

Publicidad
Publicidad