Diario de Información y Análisis de Intereconomía
TRIBUNA DEPORTIVA

Esplendor en la hierba

Zidane, que es la elocuencia, sacó a Isco cuando todos esperaban a James tras el partido que se marcó frente al Sevilla. Arturo Pérez-Reverte, durante la promoción de Alatriste, aseguraba que pensó “en Mortensen para el papel por la cara de hijo de puta que ponía en La teniente O’Neil”.

Logro zafarme de la tremolina de arrugados papeles de regalo & fastos navideños y emprendo huida hacia el Bernabéu. El mejor templo zen por estas fechas. Y aún hay alguien que me pregunta, “¿qué buscamos aquí que no tengamos en casa?”, como Kristin Scott Thomas a Hugh Grant en Lunas de Hiel… Machaconamente suena en mi cabeza ese ‘Quiéreteme’ de El Corte Inglés ¡y quién soy yo para llevarle la contraria al gran José Luis Moro!, (aka Un Pingüino En Mi Ascensor, autor de la cancioncita de las Rebajas). Con este “horario familiar”, como gusta decir a Butragueño, llevo la somnolencia posresaca (¿posverdad?) con resignación. Esto de la una de la tarde es como ver un exitoso Crónicas Marcianas de la época en horario de Arguiñano. Para colmo, no había caído en vosotros, varones, lo que os gusta lucir regalos de Reyes. A mi lado un concejal, ¡un concejal!, y sus “calcetines con topitos, los calcetines son las nuevas corbatas”. Y creía haberlo visto todo cuando salía Màxim Huerta en El Programa de Ana Rosa con aquellos pantalones verdes... Vayamos al momentazo ‘entrega de Balón de Oro’ a Cristiano, minutos antes del comienzo del partido. Esplendor en la hierba: Figo, Zidane, Ronaldo, Owen, Gento… junto a Cannavaro y Kaka, desde el videomarcador rayano al cielo. Qué portes, qué tronío. Como decía Ana Diosdado cuando le preguntaron por Anillos de Oro, “no es que la serie haya envejecido bien, es que no ha envejecido”. Esas gradas teñidas de dorado, sólo faltaba Charlize Theron en plan J’adore cantando The Future Is Gold. De blanco y oro, como el gran Roca Rey en su debut cuando sólo era un renacuajo. Al otro lado, el Granada de Lucas Alcaraz. Un Granada despistado que se iba a por uvas a las primeras de cambio. Un Lucas Alcaraz que, con su encare de torero en sepia, no le quedaba saliva por tragar. Parecía un personaje de Beckett esperando a ver si aquello no llegaba a destrozo por la femoral. DeLucas Alcaraz tenemos los murcianos un gozoso recuerdo, al llevarnos a Primera División, a la vez que críptico, al ser destituido y sustituido por Javier Clemente. Muy Mulholland Drive todo. Ver al Real Madrid es de aquellas cosas que dan sentido a la vida. Mientras, a algunos aún les cuesta entender la enorme e importante trayectoria de Zidane desde que cogió al equipo hace un año tanto como el Cuadrado Negro de Malévich. Lo explicaré brevemente. Echaré mano de una entrevista a Forges:

 Pregunta: Dígame algo bello fuera del arte.

R. El silencio en una gran ciudad.

P. ¿Y dentro del arte?

R. El rótulo de ‘salida’ en algunas exposiciones.

P. ¿Y en medio?

R. Yo pondría a Zidane. Nunca falla.

 Zidane, que es la elocuencia, sacó a Isco cuando todos esperaban a James tras el partido que se marcó frente al Sevilla. Arturo Pérez-Reverte, durante la promoción de Alatriste, aseguraba que pensó “en Mortensen para el papel por la cara de hijo de puta que ponía en La teniente O’Neil”. Pues, eso. Elocuencia. Isco y James han comprendido, por fin, el mensaje de Zinedine (y mira qué les ha costado) y ya creen conveniente el momento de justificar su fichaje haciendo eso tan maravilloso llamado gol. A pares. Mientras tanto, lo que digamos de Luka Modric se podría resumir en ‘hipnótico’. Modric anticipándose en su mente a la jugada de gol tres pases de balón antes. Y los del Granada rumiando a lo McEnroe You cannot be serious. Si a esto unimos la magistral avalancha futbolera de Marcelo y la clase de Kroos… Kroos podría arrancarse a cantar por Bigote Arrocet que los aplausos, vítores y aclamaciones iban a ser, lógicamente, los mismos. ¡Qué demonios, es Toni Kroos! El sábado salió todo Dios al campo, hasta Coentrao. Ojalá Coentrao terminando la faena como Manzanares en el callejón, fumando el pitillito. Como los toreros de época. La grandeur.

Publicidad

Colabora con Intereconomia

Opinión Columnas
15 Mayo 2017
Faltaban relojes para cronometrar la duración de las ovaciones que se sucedieron ayer en Madrid entre Nadal, el Real Madrid y Plácido Domingo.
Opinión Columnas
8 Mayo 2017
En los graderíos de Los Cármenes un niño pedía desaforado una camiseta a los blancos. El niño hecho un cuadro con la chaqueta de almirante de la Primera Comunión abierta y camiseta negra. Qué ruina de comulgantes gastamos…
Opinión Columnas
1 Mayo 2017
El gol de Marcelo significa casi una Liga. Un crochet pisando los terrenos del toro con valor, el que levanta al aficionado de sus asientos.
Opinión Columnas
24 Abril 2017
Anoche al Madrid le fue imposible ir a dormir acentuando esa trayectoria que lucía vigorizada por sus resultados.
Opinión Columnas
17 Abril 2017
Un par de yemas y con sus claras fue lo que le echó Isco, regateando a los engaños con el balón cual experto torero.
Opinión Columnas
3 Abril 2017
Cuando el equipo marcha a hacer el rondo a la esquina la multitud de fans que marcha en tropel hacia allá es tal que parece que el suelo de Chamartín fuera a volcar. Ojo, científicos, al eje de inclinación de rotación terrestre cuando juega el Madrid.
Opinión Columnas
20 Marzo 2017
Un correcalles sin contrapeso blanco que me hacía temer lo peor. El sorteo de Champions con el Bayern de Múnich como artista secundario de fondo, pero idealizando papel protagonista.
Opinión Columnas
13 Marzo 2017
En Can Barça están empezando a sufrir una especie de ‘síndrome de la Moncloa’: Cuando todos los que te rodean te dan la razón y, evidentemente, uno no siempre la tiene.
Opinión Columnas
6 Marzo 2017
La que ha armado por una charla. Para mí fue peor ver a Juande Ramos cortándose las uñas en el banquillo del Madrid.