Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Las bodas católicas, en mínimos históricos:

Sólo el 22% de los españoles se casa por la Iglesia

Gabriel Ariza/InfoVaticana
0
comentarios

La Iglesia Católica ha perdido su relevancia en la sociedad española. Cada vez menos parejas eligen la Iglesia Católica para contraer matrimonio, tanto en términos absolutos como en porcentaje de los enlaces que se celebran en España. 

La situación es catastrófica. En 20 años, España ha pasado de ser un país mayoritariamente católico a que la Iglesia ocupe un papel irrelevante en la sociedad. Ya ni para el folklore: Los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística son descorazonadores. Veamos el gráfico realizado por un periódico español:

Año 2000. Se celebraron en España 216.451 matrimonios. De ellos, tres cuartas partes, más del 75%, por la Iglesia Católica.

Año 2015. Se celebran en España 168.910 matrimonios. De ellos, los matrimonios no llegan a los 50.000. Menos de un tercio de los enlaces son por el rito católico.

El análisis por provincias arroja datos para echarse a temblar. Si bien quedan provincias como Córdoba, con un 43% de bodas católicas, en Barcelona sólo el 10,5% eligen a la Iglesia Católica para sellar su alianza matrimonial. EnTarragona no llega al 12% y en Vizcaya alcanza el 12,3% de los enlaces. No hablemos ya de Ceuta, donde de 253 bodas celebradas, sólamente 10 fueron católicas.

¿Qué está pasando?

La Iglesia Católica ha perdido su relevancia en la sociedad española. El tesoro de tantos siglos de historia católica se ha dinamitado en pocas décadas, y los datos difícilmente podrían ser más desalentadores. Al descenso estrepitoso de las bodas católicas se suma el dato fiscal: Sólo un tercio de los contribuyentes deciden apoyar con la X a la Iglesia Católica, a pesar de que no hacerlo no les supone pagar menos impuestos. ¿Y la asistencia a la Eucaristía dominical? El CIS cada vez muestra una España más secularizada, en la que son minoría quienes acuden cada domingo a Misa.

Si continúa este ritmo de descenso, en unos años las estadísticas ya ni reflejarán las bodas católicas, como hoy no reflejan las bodas por el rito hindú. Y mientras tanto, ningún plan, ninguna estrategia, sólo millones de euros en medios de comunicación del politiqueo, y documentos programáticos de la Conferencia Episcopal que sólamente leen un puñado de sacerdotes, entregados a la causa burocrática. Como decía Bruno Moreno:

Los planes pastorales son cada vez más largos y complejos, los sínodos diocesanos se celebran por doquier, las reuniones se multiplican y alargan, los papeles se amontonan hasta el cielo como modernas torres de Babel… pero, a juzgar por los resultados, apenas quedan tiempo y fuerzas para la evangelización de las gentes.

Leer más...

El matrimonio civil perpetúa su liderazgo frente al católico

Un terrible resbalón arruina esta propuesta de matrimonio

Las tres claves para que un matrimonio funcione, según el Papa Francisco

Un cura de Castellón bendice el matrimonio entre dos lesbianas

La ley sobre el matrimonio homosexual pone en jaque al Gobierno de Finlandia


¿Por qué se han prohibido las bodas y funerales en Corea del Norte?
Publicidad
Publicidad