Diario de Información y Análisis de Intereconomía
POR NEGAR INFORMACIÓN A LOS VECINOS

El alcalde de Callosa de Segura, denunciado por prevaricación

Juan E. Pflüger
0
comentarios

La Plataforma en Defensa de la Cruz de Callosa de Segura sigue con su intención de evitar que el monumento, que recuerda a los 68 vecinos del municipio alicantino asesinados en la retaguardia republicana durante la Guerra Civil, sea retirado por el actual equipo de Gobierno municipal, presidido por el socialista Fran Maciá. El último episodio de esta guerra, declarada por el regidor, ha sido el de negar informes que deberían ser públicos a los vecinos que no están deacuerdo con la retirada de la cruz que se encuentra junto a la Iglesia Parroquial.

La Plataforma asegura que “nos denegó por escrito nuestro derecho a obtener información de un expediente en nuestra condición de interesados”.

Según aseguran portavoces de esta asociación, el alcalde quisó forzar a los vecinos que están en contra de la retirada de la Cruz de los Caídos a negociar con el Ayuntamiento. Explican que Maciá les instó a normalizar las relaciones con el equipo de Gobierno municipal si querían tener acceso a la documentación que estaban solicitando. Esta documentación, además de ser pública, debería ser entregada al colectivo porque son parte interesada en el contencioso que mantienen con el consistorio.

Los defensores de la Cruz ya habían iniciado acciones legales contra el Ayuntamiento. Concretamente lo habían denunciado por vulneración de derechos fundamentales tras la decisión de retirar el monumento, al que ya se había despojado de cualquier simbología política y solamente conserva los nombres de las víctimas de la represión del Frente Popular en la localidad.

Según esta asociación, con la retirada de cualquier tipo de connotación política, la Cruz cumplía los criterios para no ser retirada en cumplimiento de la ideológica Ley de Memoria Histórica.

Con la denuncia contra Maciá por un presunto delito de prevaricación, la Plataforma en Defensa de la Cruz de Callosa de Segura pretende tener acceso al expediente completo sobre el traslado del monumento. Con ello lo único que quieren es saber en qué estado se encuentra el plan municipal para el traslado del monumento y poder tomar las acciones que consideren oportunas.

La respuesta del alcalde ha sido emplear a la Policía Municipal para desalojar a los vecinos que desde hace meses montan guardia junto al monumento para evitar su retirada. Los agentes aseguraron a las decenas de congregados que no podían permanecer en la Plaza de España, donde se encuentra la Cruz, porque estaban realizando una manifestación para la que no contaban con la autorización pertinente de la Subdelegación del Gobierno.

Los vecinos presentes optaron por disolverse pacíficamente, pero de manera temporal. Con esta decisión pretendían evitar encrespamiento con las autoridades municipales. Pero, según han asegurado, no han conseguido que su lucha para mantener la Cruz de los Caídos haya decrecido lo más mínimo.

Leer más...

- El Ayuntamiento de Callosa del Segura amedrenta a los defensores de la Cruz

Cuando la memoria histórica considera la Cruz un símbolo fascista

 
Publicidad
Publicidad