Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Más de cinco ataques

El apuñalador magrebí aterroriza Lérida

El alcalde de la localidad, Ángel Ros, ha reconocido su miedo a que "se genere algún tipo de sentimiento de xenofobia por los ataques".

L.B.
Según indican varios portales web, este podría ser el presunto agresor de Lérida.
0
comentarios

Un tipo con bermudas y camiseta de colores aterroriza Lérida. La tranquila capital del Segre vive convulsa la caza de un agresor con arma blanca de aspecto magrebí y de unos 35 años, según los testigos que atacó con un cuchillo a cinco viandantes en diferentes puntos de la ciudad. Como consecuencia de sus agresiones una persona se encuentra en estado crítico. Las agresiones se produjeron en tan solo 45 minutos. Según los heridos, el “apuñalador”  no lanzaban consignas ni religiosas, ni políiticas, mientras les apuñalaba.

Tras el desconvierto, unos 150 agentes de diferentes cuerpos de seguridad peinan la ciudad para dar con el agresor de los viandantes indiscriminados. Los hechos descartan fobias raciales ya que entre las víctimas figuran una argelina de 40 años, un chino de 37, un paquistaní de 60, un español de 40 y un latinoamericano de 26, cuya nacionalidad no se ha determinado. Los agredidos no tenían ninguna relación entre sí y fueron abordados por el agresor en diferentes calles de la ciudad. En el Hospital Arnau de Vilanova, uno de los heridos se debate entre la vida y la muerte, otros cuatro están graves.

'Fue un drama'

Por su parte, el alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha explicado este martes, en declaraciones a RAC1, que el episodio vivido ayer en la localidad "fue un drama", y ha añadido que las víctimas "pueden identificar al agresor perfectamente".

En cuanto a la búsqueda del agresor, Ros ha dicho que los cuerpos policiales, Mossos, Guardia Urbana y Policía Nacional, han trabajado toda la noche en un despliegue nunca visto en la ciudad.

Ros ha recordado que el agresor no pronunció ninguna palabra en el momento de las agresiones y ha reconocido que su miedo es "que se genere algún tipo de sentimiento de xenofobia", pese a que el "delito no entiende de nacionalidades".

Publicidad
Publicidad