Diario de Información y Análisis de Intereconomía
El municipio se marca como objetivo ampliar el número de pisos en estas condiciones

El Ayuntamiento de Burgos amplía su parque de viviendas sociales tras un acuerdo con Cajaviva Caja Rural

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, se marcó hoy el reto de conseguir más de 20 viviendas de alquiler social para colectivos con dificultades antes de que acabe 2017. 

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle (d), tras la firma con el director general de Cajaviva Caja Rural, Ramón Sobremonte
0
comentarios

En la actualidad, el parque municipal de pisos de alquiler social está compuesto por 13 viviendas, siendo la última de ellas incorporada hoy gracias al convenio firmado con Cajaviva Caja Rural. Se trata de una vivienda de más de 70 metros cuadrados, ubicada en el barrio de San Pedro de la Fuente, cuyo alquiler mensual será de 85 euros y el anual de 1.000. Las condiciones y selección de las personas necesitadas se realizará a través de la Gerencia de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Burgos y el contrato tendrá una duración de un año aunque será prorrogable hasta un máximo de cuatro.

En este sentido, Lacalle avanzó que a lo largo de este primer trimestre del año se incorporarán otras dos nuevas viviendas destinadas a este fin por parte de Bankia por lo que se llegará a las quince viviendas de alquiler social. Asimimso recordó que el parque municipal de viviendas también cuenta con ocho inmuebles de La Caixa y cuatro que son patrimonio municipal. Por su parte, el director general de Cajaviva Rural, Ramón Sobremonte, destacó que con esta aportación de una vivienda de alquiler social “se da otro paso adicional para demostrar el compromiso social y económico de la entidad financiera con la sociedad civil burgalesa”, a la vez que agradeció la iniciativa, que fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos en pleno.

En esta línea, destacó que Cajaviva Caja Rural tiene “una vocación social muy relevante” y subrayó que desde 2013, año en el que entró en vigor la ley de protección de deudores hipotecarios, en la provincia de Burgos se han producido más de 1.500 ejecuciones hipotecarias y “solo 19 procedimientos ejecutivos relacionados con familias y vivienda habitual”. En todas ellas, precisó, “se ha llegado a una solución amistosa”. “No se ha realizado ningún lanzamiento forzoso a una familia de su vivienda habitual”, aseguró.

  
Publicidad
Publicidad