Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Memoria Histórica

Barkos elimina la Cruz Laureada y el escudo del Palacio de Navarra

La portavoz del PP de Navarra, Ana Beltrán, censura en declaraciones a Gaceta.es "la obsesión del cuatripartito de remover viejas heridas y sembrar división en los navarros" y le pide que deje a un lado la Memoria Histórica y se centre en "mejorar los servicios públicos".

Agustín Benito
0
comentarios

La portavoz del PP en Navarra ha censurado la "obsesión del cuatripartito liderado por Uxue Barkos de remover viejas heridas y sembrar división en los navarros" tras retirar la Cruz Laureada de San Fernando que acompañaba al escudo de la sede del Gobierno foral, en virtud de la aplicación de la Ley sectaria de Memoria Histórica, y todo el conjunto escultórico. 

Ana Beltrán ha recordado en declaraciones a Gaceta.es que lejos de preocuparse por el "empleo, la sanidad y los servicios públicos", el Gobierno navarro y pamplonés "tienen como prioridad la Memoria Histórica" y por ello se centran en retirar la Laureada o exhumar a los generales Sanjurjo y Mola del Monumento a los Caídos de Pamplona, aunque ello vaya contra una sentencia firme emitida por el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) que lo impidió en 2008.

Uxue Barkos, que cuenta con el apoyo de Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, ha señalado este jueves que el escudo estaba "ultrajado por una laureada que celebraba la sublevación de la guerra civil del 36, y recordaba los años posteriores de la guerra y del sufrimiento que trajo al conjunto del Estado y a Navarra". "En cumplimiento de la ley de Memoria Histórica, lo que se ha retirado es un ultraje al escudo de Navarra. Es la realidad, cualquier otra cosa es tratar de ponerse de perfil ante la ley de Memoria Histórica, lo cual me parece increíble", ha asegurado. 

Pese a que en declaraciones a los medios de comunicación, Barkos ha afirmado que "de ninguna manera se ha quitado el escudo del frontal del Palacio de Navarra", el escudo de las cadenas sí ha sido retirado y según ha asegurado Ana Beltrán en su lugar se colocará un "sencillo óculo". El escudo de Navarra es conocido por inspirarse en un episodio heroico de la batalla de las Navas de Tolosa (1212). Incluye unas cadenas de oro sobre fondo rojo que representan la guardia de esclavos que custodiaba al califa An-Nasir, apodado 'Miramamolín', y que fue traspasada por las fuerzas navarras en el transcurso de la confrontación.

La escultura, que ha sido desmontada en su totalidad en seis bloques, será remitida ahora a la Institución Príncipe de Viana, que será la que decida su destino.

La decisión va en línea con la idea de eliminar toda referencia a Navarra y a España en la Comunidad Foral. Barkos, que tiene como objetivo en su legislatura colocar la ikurriña en los edificios oficiales pues según ella es "un símbolo querido y sentido como propio por muchos navarros", ya decidió apartar en un rincón las banderas de Navarra y de España de la principal estancia del Palacio de Navarra, el Salón del Trono, para no fotografiarse con ellas en las recepciones oficiales. Además, justificó que la entrega del Premio Príncipe de Viana no contara con la asistencia de los Reyes alegando que era un acto "que no está vinculado a la corona" y señaló que era un "chirrido histórico" que se celebrara "bajo los sones de la marcha real", el himno de España.

Leer más...

Barkos retira al Rey Felipe VI la invitación a los Premios Príncipe de Viana

Barkos considera la ikurriña un símbolo identitario en Navarra

Publicidad
Publicidad