Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Propuesto por el partido de evo morales

Bolivia pretende legalizar el aborto en caso de ‘pobreza extrema’

A. M-B
0
comentarios

En caso de aprobarse, el proyecto permitiría a las mujeres pobres y a las estudiantes someterse a un aborto hasta las ocho semanas de embarazo, siempre y cuando declaren que viven en la calle, que no tienen recursos suficientes o que ya tienen más de tres hijos.

Desde 1973, el aborto en Bolivia es ilegal. De acuerdo al artículo 266 del código penal boliviano, la pena es de uno a tres años en prisión para la mujer embarazada y de uno a seis años para la persona que realiza el aborto.  Sin embargo, el Código Penal ampara que en caso de malformación del feto, riesgo de salud de la madre, violación o incesto, el aborto está despenalizado siempre que se realice antes de las ocho semanas de gestación.

A principios del mes de marzo, el Parlamento de Bolivia comenzó a debatir un proyecto de ley -propuesto por el partido del gobierno, Movimiento Al Socialismo (MAS), cuyo máximo dirigente es Evo Morales-, que pretende ampliar las causales por las que se permite esta práctica y despenalizar el aborto en nueve casos. Además de los ya reconocidos por la legislación, esta iniciativa pretende legalizar el asesinato de los no nacidos si la madre vive en pobreza extrema o no cuenta con recursos para mantener a su familia.

En caso de aprobarse, el proyecto permitiría a las mujeres pobres y a las estudiantes someterse a un aborto hasta las ocho semanas de embarazo, siempre y cuando declaren que viven en la calle, que no tienen recursos suficientes o que ya tienen más de tres hijos.

La presidente de la Cámara de los Diputados, Gabriela Montaño (del Movimiento Al Socialismo) ha defendido que “lo único que se está haciendo es adecuar el tipo penal a la realidad boliviana en la medida que las mujeres más humildes y pobres mueren en clínicas clandestinas por abortos mal practicados”.

La presión de la ONU

En la última década, la despenalización del aborto se ha convertido en una prioridad para los partidos de la izquierda boliviana. Una campaña promovida desde organizaciones como es el ejemplo de la ONU, que desde su Comité de Derechos Humanos emitió una recomendación presionando al país para que facilitara el acceso al aborto terapéutico.

Voces en contra

El Secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana, José Fuentes, ha defendido que “para mentalidades ateas, que piensan que la vida es algo ideológico, que surge de la tierra y no tiene nada que ver con Dios, es simplemente acabar con la vida antes del nacimiento y puede no tener ningún tipo problema moral. Pero para nosotros la vida es de Dios, por tanto, hay que cuidarla desde el momento mismo de la concepción hasta su fin natural”.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, ha rechazado las medidas incluidas en el proyecto del Código del Sistema Penal que despenaliza el aborto y ha señalado que nadie podrá obligar a los profesionales de la salud a realizar un aborto.

“No van a poder obligarnos a los médicos a realizar el aborto. Es lo mismo que yo le ponga a usted un revólver en la mano y le diga que por orden judicial mate”, sentenció Aníbal Cruz.

El médico ha apelado a la objeción de conciencia para evitar que los profesionales de la medicina practiquen aborto. “No van a obligar a los médicos, por eso se llama objeción de conciencia”. Cruz también ha recordado que la vida humana empieza en el momento de la concepción. “Por ello nos están induciendo legalmente hacer un crimen”, concluyó.

Leer más...

En el Congreso del PP de Cifuentes, el aborto está 'fuera de la agenda política

Los trabajadores del abortorio siguen sin dar explicaciones sobre la mujer fallecida

‘El aborto se ha convertido en un negocio a costa de la mujer’

Publicidad
Publicidad