Diario de Información y Análisis de Intereconomía
COMO PRESIDENTE DE ENDESA

Borja Prado ofreció BMN al Popular en nombre de Luis de Guindos

Intereconomía
0
comentarios

Borja Prado, presidente de Endesa y Mediobanca, el banco ejecutor de los italianos en España, ofreció el Banco Mare Nostrum  (BMN) al Banco Popular en septiembre de 2012 en nombre de Luis de Guindos, ministro de Economía de Mariano Rajoy desde finales de 2011 y que continúa en el cargo en la actualidad.

Borja Prado Eulate, hijo de Manuel Prado y Colón de Carvajal, válido del Rey Juan Carlos I y condenado por diversos delitos financieros, y Luis de Guindos, ministro de Economía desde que Rajoy es presidente del Gobierno tras ganar las elecciones generales de 2011, siempre han mantenido una estrecha relación, no sólo de amistad, sino de intereses financieros de por medio con la coincidencia de pertenecer a varios consejos de administración.

El currículum de Luis de Guindos es conocido por todos y siempre ha estado relacionado con el mundo financiero y, especialmente, con la banca de inversión, cuyo mayor negocio son las fusiones y adquisiciones, lo que se conoce en el mundo anglosajón como M&A.

Con Aznar, De Guindos fue director general de Política Económica y Defensa de la Competencia en la primera legislatura y secretario de Estado de Economía en la segunda. Tras su salida del Gobierno trar perder el PP las elecciones en marzo de 2004, De Guindos, tras un periodo de incompatibilidad, ocupó la presidencia ejecutiva del banco de inversión Lehman Brothers para España y Portugal. Dejó el puesto poco después del escándalo de las hipoetcas subprime, las causantes de la mayor crisis financiera que han vivido las democracias occidentales.

 

Tras el fiasco de Lehman Brothers, que arruinó a miles de ahorradores, se hizo cargo de la división financiera de PwC, para luego ser director del Centro del Sector Financiero que patrocinaba la auditora junto al Instituto de Empresa.

En 2010 tras la constitución de la SIP -una fusión virtual de cajas que se denominaoficialmente Sistema Institucional de Protección y que fue inventado por Zapatero para salvar las cajas de la nefasta gesitón de los políticos- que dio lugar al Banco Mare Nostrum en 2010 tras la fusión de Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedès y la balear Sa Nostra, De Guindos fue nombrado consejero independiente, miembro de la Comisión Ejecuiva y presidente de la Comisión de Auditoría.

Borja Prado nombró a Luis De Guindos consejero de Endesa con un sueldo de casi 370.000 euros anuales

Ese cargo lo compatibilizaba con el de consejero de Endesa. Su amigo Borja Prado Eulate lo había nombrado consejero de Endesa, en manos ya de los italianos de Enel, además de presidente de la Comisión de Retribuciones y Nombramientos. Luis de Guindos cobró en el año 2011 por esos cargos en Endesa 368.126 euros a los que hay que sumar los otros 65.000 euros que ganaba como consejero de BMN mas los otros ingresos que obtenía como consejero de Unedisa, Unidad Editorial, editora de El Mundo y Expansión, entre otros medios, y curiosamente propiedad de los italianos RSC Media Gruop o de la empresa, que en su día fue pública, Logista.

Antes de ser ministro de Economía, Luis de Guindos coincidió con Borja Prado Eulate tanto en el consejo de Endesa, de la que era presidente, como en la editoria Unedisa, controlada por los italianos. Por cierto, Borja Prado era consejero de Recoletos antes de venderse a RSC Media Group, cargo que mantuvo con los italianos.

Ofrecimiento al Popular

BMN entró en una grave crisis y terminó siendo intervenido a finales de 2012. Antes, en septiembre de ese año, Borja Prado, siendo presidente de Endesa, contactó con la cúpula del Banco Popular como presidente de Mediobanca y ofreció la compra de BMN utilizando el nombre del ministro de Economía, Luis de Guindos.

El Popular rechazó la compra de BMN y Borja Prado vio frustradas sus aspiraciones de hacer un buen negocio con la intermediación de Mediobanca.

Luis de Guindos no tuvo más remedio que ordenar al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) la intervención de BMN. Se vendió la parte de Caixa Penedés al Banco Sabadell y se inyectaron 738 millones de euros de dinero público en BMN. Bruselas puso una condición. En 2017 tiene que estar de nuevo privatizado y De Guindos anada ahora intentado fusionarlo con Bankia, aunque esa banca de inversión que tanto enreda para ganar dinero con las fusiones y adquisiciones (M&A) no deja ahora, tal y como se conoce en el argot bursátil de ‘calentar’ a otros valores como el Popular, buscándole un día sí y el otro también un comprador.

Publicidad
Publicidad