Diario de Información y Análisis de Intereconomía
UNA VIEJA TRADICIÓN DE IGLESIAS

Podemos busca 'chivatos con premio' para dar sentido al ‘Tramabús’

Juan E. Pflüger
0
comentarios

Las campañas de movilización entre los descontentos de la sociedad dio buenos resultados a Podemos incluso antes de ser una realidad política. Del denominado movimiento de “los indignados” del 15-M nació el partido morado y, un año antes, Pablo Iglesias ya se servía de ejércitos de informadores -”chivatos”- para nutrir de contenido sus apariciones televisivas. Eran los tiempos de Fort Apache y La Tuerka, además de sus apariciones como tertuliano en diversas cadenas.

El funcionamiento no era nuevo en su concepto, ya lo usaban el régimen cubano de los hermanos Castro desde sus inicios y la tiranía venezolana de Chavez-Maduro a la que por entonces asesoraban los dirigentes de lo que luego sería Podemos a través de la Fundación CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales). Lo nuevo era el empleo de las redes sociales para conseguir que sus seguidores se sumasen a las delaciones. La idea es la siguiente: tener informadores en muchos lugares para conseguir información de sus “enemigos” para intentar una lapidación social de los mismos.

Cuba y Venezuela funcionan así, con agentes informadores en barrios y edificios. Ahora Iglesias los tiene en Twitter y Facebook. Y los vuelve a movilizar para intentar dar contenido al paripé del “Tramabús”. Lo ha publicado en su página web Podemos.

El pasado lunes anunciaban que ponían en marcha el “Tramabús” para “situar en el mapa a esa Trama de poderes económicos, políticos, judiciales y mediáticos que han parasitado nuestra democracia y han saqueado nuestros derechos”. Y a continuación animan a sus “groupies” a que manden la información de las tramas en sus localidades: “Hacemos un llamamiento a que todos los Círculos, los simpatizantes, los órganos del partido y los cargos públicos de Podemos del territori, o cualquier persona o asociación de la sociedad civil, se pongan a trabajar para recopilar información sobre cómo funciona la Trama en su ciudad, su pueblo, en su comunidad autónoma”.

En esta solicitud de infromación se puede apreciar de que lo de menos es tener datos, documentos o cualquier tipo de prueba -de hecho no solicita ninguna dcmentación- lo que importa es tener carnaza con la que cebarse. Como dice la web de Podemos, lo importante es “que nos contéis quiénes son los protagonistas principales de la Trama en vuestro territorio”.

El sistema es un modelo de delación puro y duro, el mismo del que se servían los milicianos republicanos en la retaguardia durante la Guerra Civil y que terminó con las grandes matanzas de Paracuellos, Valencia o Barcelona. En aquel tiempo los “chivatos” eran los sfiliados a los partidos del Frente Popular, ahora son los anónimos seguidores de Podemos a los que se les facilita un correo electrónico para que puedan despacharse a gusto.

Y si sus fieles seguidores deciden colaborar y comenzar con las delaciones, tendrán un premio que será el de ver el “Tramabús” vistando sus localidades: “Si nos convencéis de que la Trama se ha cebado con vuestra tierra, es muy posible que veáis aparecer el Tramabús pronto por el horizonte”.

Ya lo hacía Pablo Iglesias en 2013

Esta forma de funcionar de Pablo Iglesias no es nueva. Ya la empleaba en octubre de 2013 cuando pedía información de periodistas que le resultaban molestos. Todavía no existía Podemos, que fue inscrito en el Registro de Partidos Políticos unos meses después, pero el actual líder morado era ya un conocido opinador y, junto a Juan Carlos Monedero, presentaban sus propios espacios en pequeñas televisiones marginales.

Por aquel entonces, Iglesias publicó en su perfil de Facebook una nota pidiendo información sobre algunos informadores: “Necesito que me ayudéis a recopilar declaraciones inaceptables de las siguientes personas: Alfonso Rojo, Amando de Miguel, Alejo Vidal-Cuadras, Hermann Tertsch e Isabel San Sebastián. Las necesito antes de las 11:00… Trust me”.

No solamente estaba pidiendo información, estaba señalando a sus fieles el enemigo.

Leer más...

El alcalde de Alcorcón 'noquea' al 'especulador' Espinar en la batalla tuitera

El 'fachabús'... El 'humor propio' de 'Gracias Por Nada'

Juan Torres, el catedrático podemita que desconoce la Historia, la lía en Twitter

 

 
Publicidad
Publicidad