Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Tras la resistencia estoica de los vecinos

Callosa de Segura suspende la retirada de la Cruz de los Caídos

A. B
0
comentarios

El Ayuntamiento pospone la decisión hasta después de la Navidad tras no llegar a un acuerdo con los representantes de la Plataforma en Defensa de La Cruz de los Caídos, monumento que lleva inscritos los nombres de 64 vecinos que fueron víctimas de la represión republicana.

El Ayuntamiento de Callosa de Segura (Alicante) ha decidido suspender provisionalmente el traslado de la Cruz de los Caídos por la falta de acuerdo con el más de un centenar de vecinos que llevan 48 horas concentrados contra el cambio de emplazamiento y que piden "respeto al monumento". 

La cruz, que se ubica en la plaza de España y junto a la iglesia arciprestal de San Martín, lleva inscritos los nombres de 64 vecinos que fueron víctimas de la represión republicana. El Fran Maciá (PSOE), que dirige el consistorio en un tripartito con IU y Podemos, se ha reunido este viernes durante dos horas con tres representantes de los vecinos y no ha conseguido consensuar el traslado, aprobado en cumplimiento de la Ley sectaria de Memoria Histórica.

Los concentrados son en su mayor parte mayores de 60 años que tienen algún vínculo familiar con alguno de los nombres inscritos, y rechazan el traslado de la cruz al cementerio -propiedad de la parroquia-. Están agrupados dentro de la Plataforma en Defensa de La Cruz de los Caídos, una asociación que presentó más de 7.000 firmas en contra de la retirada del símbolo. "El pueblo de Callosa defiende la Cruz de la Plaza de la Iglesia como una expresión de la libertad religiosa. El sentir mayoritario del pueblo, incluida la plataforma, es fundamentalmente religioso y se aparta de cualquier otra ideología o expresión de carácter político", dijo. 

Desde el pasado miércoles están impidiendo que la cruz sea retirada haciendo turnos junto al monumento de forma ininterrumpida. Ese día por la noche, justo después de escuchar misa, se reunieron con velas para rezar y cantar villancicos por la libertad religiosa. Desde el primer momento, el alcalde señaló que debido a la edad de los defensores del monumento no quería ordenar a las fuerzas de seguridad el desalojo. Ahora, Maciá, volverá a reunirse con los delegados de la plataforma para tratar de alcanzar un acuerdo tras la Navidad. La decisión ha sido recibida por los concentrados con aplausos y algunas de las personas no han podido evitar emocionarse.

Cabe recordar que la Asociación Española de Abogados Cristianos ya inició el pasado verano una petición a través de la plataforma change.org para no retirar la cruz y logró más de 28.000 firmas. "Quieren volver a acorralar la fe dentro de las catacumbas cargándose la cruz de la plaza de la Iglesia de San Martín por la Memoria Histórica. Pero lo que realmente quieren es eliminar cualquier rastro de la fe católica de la vida pública. No dudan en pasar por encima del derecho fundamental a la libertad religiosa", aseveró.

Leer más...

Carmena cambiará 30 calles por considerarlas franquistas

Carmena oculta 10.856 asesinatos de la izquierda en el cambio de calles

Carmena ataca la cultura con la supresión de calles en Madrid

Carmena impone la 'memoria histérica' en Madrid

 

Publicidad
Publicidad