Diario de Información y Análisis de Intereconomía
¿Carne de subasta?

Cinco cosas que puede tener en el trastero y que valen mucho dinero

La Gaceta
0
comentarios

Las subastas online crecen como alternativa para vender y deshacerse de artículos del pasado y obtener en ocasiones hasta un 20% más de ingresos.

El trastero de casa se convierte, en ocasiones, en destino final de objetos que ya no se usan: cómics, videoconsolas antiguas, muebles o ropa son una muestra de lo que va acumulando polvo en este rincón del hogar y que, en realidad, puede valer mucho dinero. “En ocasiones acumulamos en casa cosas que creemos que solo tienen valor sentimental, pero a veces son piezas singulares o coleccionables por las que alguien estaría dispuesto a pagar y no lo sabíamos”, señala Alejandro Sánchez, director general en España de Catawiki, un portal de subastas online.

Vaya desempolvando sus recuerdos del pasado porque puede que tenga una auténtica fortuna: 

Moda vintage, relojes o joyas

Imagina encontrar en el trastero una bata de la marca GOA, la primera prenda que lanzó al mercado Amancio Ortega antes de levantar el imperio Inditex. Esto mismo le ha ocurrido a muchos propietarios de mercerías gallegas al encontrar en su almacén varios ejemplares sin vender de esta prenda estrella de los años 60. Por aquel entonces, estas batas costaban entre 600 y 1.200 pesetas, pero hoy su valor en el mercado superaría los 600 euros. Además, los bolsos y la ropa vintage de marca funcionan muy bien en las subastas. Por ejemplo, el año pasado un bolso Kelly de Hermès de la colección del 2006 fue adjudicado por 6.613 euros en las subastas de moda semanales de Catawiki. Asimismo, los relojes clásicos de Omega o Rolex o las joyas son también una buena oportunidad para subastar.

Los discos de vinilo resucitan

Los ingresos del vinilo superaron a las descargas digitales por primera vez en el último año. Según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, las ventas de vinilo en la primera semana de diciembre de 2016 alcanzaron los 2,9 millones de euros, frente a los 2,4 millones de la música digital. Los ejemplares más valiosos pueden recaudar miles de euros y no siempre son los más conocidos. ‘Vainica doble’ es probablemente el vinilo más caro del pop español. Solo se editaron 300 unidades y un coleccionista japonés pagó por él 2.700 euros. También hay otros vinilos muy buscados como ‘Déjame’ de Los Secretos que podría alcanzar los 90 euros si está en buen estado. Otros ejemplos son los vinilos de cantantes y grupos españoles como Los Brincos o  internacionales como The Beattles que podrían partir desde los 300 euros en adelante. En Catawiki hay una categoría de música con subastas de multitud de discos cada semana.

Cómics

No todos los cómics tienen el mismo valor, ni serán vendidos por un gran precio, pero sí aquellos que están en buenas condiciones y pertenecen a autores tan conocidos como Hergé (Tintín), Uderzo (Astérix) o Ibáñez (Mortadelo y Filemón). El volumen de coleccionistas de cómics es enorme y se extiende por todo el mundo. Entre los ejemplares más deseados están los de Tintín. Una rara primera edición de ‘Tintín en el país de los Soviets’ fue vendido en Catawiki por 30 mil euros.

Antigüedades que se revalorizan con el tiempo

A veces guardamos cosas como una edición antigua de El Quijote, una colección de monedas o sellos que perteneció a algún familiar o alguna escultura de porcelana o mueble antiguo que hemos heredado y cuya única función es seguir acumulando polvo. Te llamaría la atención saber la cantidad de coleccionistas interesados por tener una pieza del pasado y el dinero que están dispuestos a pagar por ello. Por ejemplo, hace unos meses Catawiki subastó por 749 euros un lote de tres clásicas planchas de hierro forjado que aún hoy pueden encontrarse en muchos hogares.

Game boy y otras videoconsolas

La primera y clásica Nintendo Game boy fue probablemente uno de los regalos estrella de los años 90 y es muy raro el hogar en el que no haya un ejemplar. Si al rebuscar entre tus cajones y armarios hallas tu antigua Game Boy y además la acompañas de algún videojuego, estás de suerte porque estas videoconsolas portátiles pueden alcanzar grandes cantidades en subastas.  Pero si lo que encuentras es una de las primeras Playstation, la clásica Nintendo Nes o tienes una colección de videojuegos, también pueden valer la pena. 

Publicidad
Publicidad