Diario de Información y Análisis de Intereconomía
DESCARGAS 2014

Los autores nacionales más pirateados

Cuatro escritores españoles se cuelan entre los diez más descargados. España ha superado el millón de descargas piratas en lo que va de año.

Arancha Moreno
0
comentarios

Lideran una lista agridulce: la de los autores más pirateados. Entre enero y marzo de 2014, cuatro nombres nacionales se cuelan entre los libros en castellano más descargados en nuestro país. Así lo revela un estudio del Observatorio Joaquín Guillén & Asociados, que sitúa a los españoles Pablo Sebastiá Tirado, Julia Navarro, Alberto Espinosa y Megan Maxwell entre los diez más pirateados, en un sector que ha sufrido más de un millón de descargas sólo en los tres primeros meses del año.

‘El último grado’ de Pablo Sebastiá Tirado se sitúa a la cabeza de esta lista con 252.000 descargas en el primer trimestre del año, seguido de ‘La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joël Dicker, con 201.000; ‘La ladrona de libros’ de Markus Zusak, con 103.000 descargas y ‘El juego de Ripper’ de la chilena Isabel Allende con 98.000.

Tras estos nombres se encuentran, en quinta posición, ‘Bajo la misma estrella’, de John Green, con 98.000 descargas; ‘Dispara, yo ya estoy muerto’, de Julia Navarro con 70.000, ‘Brújulas que buscan sonrisas perdidas’ de Alberto Espinosa con 62.000, ‘El manuscrito encontrado en Accra' de Paulo Cohelo con 51.000 descargas, 'Melocotón loco' de Megan Maxwell de 42.000 y ‘El lobo de Wall Street’ de Jordan Belfort con 32.000.

Un millón de piratas

En tan sólo tres meses, en España se han pirateado más de 1.003.000 ebooks en castellano, de los que 426.000 son novelas escritas originariamente en español por autores nacionales. Un perjuicio que podría haber supuesto unas pérdidas de 17.780.000 euros en el sector del papel, contando únicamente las descargas gratuitas de estos diez títulos. Una cifra muy elevada que, de repetirse el resto del año, llegaría a cerrarse con pérdidas de 72 millones de euros en el sector en papel. La cifra es aún más alta según las estadísticas de la Federación de Gremios de Editores de España, que calculan que la piratería causa caídas de más del 30% en el sector y cuesta ya a la industria 350 millones de euros anuales. 

Trasladando el número de descargas sólo a pérdidas en el sector del libro electrónico, la cifra sería de 8.020.000 euros contabilizando sólo el ranking de los diez más descargados. Aplicado al sector digital, la continuación de esta tendencia cerraría el año de pérdidas con 32.000.000 de euros. 

El autor español más pirateado a comienzos de 2014, Pablo Sebastiá Tirado, se muestra partidario de llegar a un punto de encuentro para evitar tantas pérdidas: “Creo que escritores, editores, libreros y lectores debemos orquestar un marco de convivencia en el que nos sintamos cómodos”. El escritor opina que “no es normal que el autor de una obra, o su editor, no obtengan ningún beneficio por su esfuerzo, aunque no es menos cierto que no se le pueden poner puertas al campo”. 

La madrileña Julia Navarro también se pronunció sobre las descargas en un taller de la IE University de Segovia, matizando la diferencia entre los músicos y los escritores, ya que éstos últimos no pueden ir de plaza en plaza realizando conciertos para rentabilizar su trabajo. “Para nosotros no hay opciones”, dijo. Megan Maxwell, seudónimo de una superventas de novelas eróticas, ha lamentado las consecuencias de estos actos: “El pirateo hace que muchas obras no lleguen a otros países. Esto nos lleva a que las tiradas cada vez sean más cortas, a que las editoriales apuesten por menos autores y a mil cosas más.”

Publicidad
Publicidad