Diario de Información y Análisis de Intereconomía
'ESTADO ISLÁMICO' COMO IDEAL

'Defiendo la decapitación. No causa dolor'

Un portavoz islamista noruego defiende el papel de Estado Islámico en Oriente Medio.

José Carlos Rodríguez
0
comentarios

El veterano diario noruego VG ha entrevistado a Ubaydullah Hussain, portavoz del grupo islamista radical Ummah del Profeta, o la Comunidad del Profeta. La entrevista ha sido conducida por el periodista Brynjar Skjaerli, quien le pregunta, en un momento de la conversación, si apoya a Estado Islámico. “Absolutamente”, es su respuesta.

No es una posición sorprendente para un hombre como Ubaydullah Hussain. Nació en Oslo, pero su familia procede de Pakistán. Aficionado al deporte en sus primeros años, árbitro en la liga noruega de fútbol, fue seducido por el radicalismo del Islam. Fue condenado por amenazar a dos periodistas, y Hate Speech International tiene una página dedicada a él. También se le ha acusado de incitar al terrorismo. Él lo niega. Hussain lo llama yihad, no terrorismo.

Hay "ciertas ofensas al Islam" que merecen "la pena capital". Un método adecuado es la decapitación. "¿Está bien la decapitación?", le pregunta el periodista noriego. "Decapitar no es torturar, la gente muere de forma instantánea, a diferencia de lo que hace Occidente con los prisioneros musulmanes" que, efectivamente, no los decapita.

Brynjar no se puede creer lo que oye, y repite la pregunta de varios modos, por si se le ha escapado algo: "¿Apoya el procedimiento que hemos visto en el video?", inquiere en referencia a la ejecución de James Foley. "Yo apoyo la pena de muerte en esos casos, sí". Brynjar insiste: "¿Cree que no hay sufrimiento cuando se corta la cabeza de un ser humano?". La pausada respuesta dice con claridad: "El hombre muere instantáneamente. Muere en un tiempo breve".

Allá por donde pasa Estado Islámico, "no hay civiles muertos. No se mata a los niños". Por el contrario, dice Hussain, quienes están bajo el manto de Estado Islámico se tienen que someter a un barato chantaje: "O te conviertes al Islam, y te haces musulman, o debes pagar un impuesto. Este impuesto es muy bajo, por la información que yo obtuve de Raqqa, en Siria, ayer, de modo que este impuesto es del 0,5 por ciento". Raqqa es la base de operaciones de Estado Islámico, con la que Hussain tiene línea directa.

 

Publicidad
Publicidad

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.