Diario de Información y Análisis de Intereconomía
VIOLENCIA CONTRA LA POLICÍA

Los vídeos de las cámaras de seguridad también contradicen la versión de Théo

La Gaceta
0
comentarios

Nuevas revelaciones en el caso Théo. Después de una oleada de violencia en contra de la Policía en París que ha durado más de dos semanas, la versión del joven de 22 años que presuntamente fue sodomizado está empezando a tener lagunas. Al primer informe de la Fiscalía que, aunque ratificaba que los hechos habían sido muy graves, descartaba la hipótesis de violación se unen ahora los vídeos de las cámaras de seguridad que grabaron la presunta agresión y a las que ha tenido acceso el diario francés Le Point. 

El pasado 2 de febrero, una patrulla arrestó a Théo, de 22 años, oficialmente por un control de tráfico de drogas. Pero según denunció el joven, los agentes le agredieron y le violaron con una porra extensible, lo que le llevó a ser hospitalizado y operado. Posteriormente, Thèo decidió presentar una denuncia por violación, agresión y abusos raciales. "Me pidieron que pusiera las manos en la espalda y, esposado, me pidieron que me sentara. Me lanzaron gas lacrimógeno y me golpearon, y al sentarme sentí un terrible dolor en el trasero", señaló en su primera declaración recogida por la cadena de televisión BMF TV. 

Sin embargo, tanto el informe preliminar como la versión del policía recogida por L'Express, así como el informe de las cámaras de videovigilancia parecen contradecir su versión. "El vídeo empieza quince segundos después de que llegara la policía por lo que no se permite conocer quién inició el altercado", señala el informe. No obstante, confirma que Théo luchó contra la policía propinando patadas a uno de los agentes por lo que el cuerpo de seguridad también ha presentado cargos contra el joven por rebelión aunque, por el momento, los cuatro agentes continúan imputados por uso de la violencia y, uno de ellos, por violación. 

Desde que se conocieron los hechos, las manifestaciones en contra de la Policía se han multiplicado en los suburbios de la ciudad parisina. Centenares de manifestantes han provocado grandes daños al mobiliario urbano e, incluso, se ha puesto en peligro la vida de los ciudadanos ,- una niña de 6 años casi muere dentro de unos de los coches incendiados-. Además, en varios vídeos de las protestas se puede escuchar como los manifestantes gritan 'Alá es grande'. El balance: más 200 detenidos y cientos de daños materiales. 

A nivel político, los disturbios también han supuesto un auténtico torbellino y el caso de Théo se ha convertido en un asunto de Estado. La visita del presidente de Francia, François Hollande, a Théo en el hospital ha provocado el enfado de la Policía porque le acusan de no haber tenido la misma cercanía con los agentes heridos durante su legislatura, -incluso se produjeron en octubre una oleada de manifestaciones policiales con el objetivo de ver incrementadas sus condiciones laborales-. 

Leer Más... 

La acusación de violación, ya desmentida, provoca una nueva oleada de altercados

El gobierno pide calma tras la ola de violencia en París 

Publicidad
Publicidad