Diario de Información y Análisis de Intereconomía
tras los ATAQUES registrados

EE UU ofrece su controvertido apoyo contra el yihadismo en Asia

John Kerry asegura que todos los comandos terroristas operativos en la zona tienen su vinculación con el ISIS. La estrategia americana en Oriente Medio no ha terminado nunca de ser efectiva.

Arturo García
0
comentarios

Nuevo capítulo de la violencia yihadista en el sudeste asiático. Este fin de semana, un atacante acuchillaba a un párroco en Indonesia tras no poder accionar su cinturón explosivo. Las autoridades del país, a pesar de encontrar abundante información sobre el Estado Islámico y la fabricación de explosivos entre sus pertenencias, aseguraron que se trataba de un “perturbado” obsesionado con la figura de Abu Bakr al-Bahgdadi.

Ahora, el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, ha dicho en una visita relámpago a Dacca que las organizaciones extremistas que operan en Bangladesh tienen vínculos con el Estado Islámico y ha ofrecido a las autoridades bangladesíes apoyo para luchar contra el terrorismo.

"Lucharíamos junto a Bangladesh contra el terrorismo. Tenemos suficientes expertos en este ámbito y podríamos ayudar proveyendo estos expertos", ha subrayado Kerry en una reunión con la primera ministra bangladesí, Sheikh Hasina-

Kerry ha mantenido que no existe "polémica" en constatar que los extremistas que operan en Bangladesh tienen vínculos con los grupos yihadistas en Siria e Irak, en contraposición con la versión oficial de Dacca, que lo limita a terrorismo interno.

Hay pruebas de que el Estado Islámico, ha subrayado el secretario de Estado, tiene contactos con unas ocho entidades diferentes en el mundo y una de ellas está en el sur de Asia. En este sentido, cabe recordar que el papel norteamericano en Oriente Medio durante los últimos años ha sido muy cuestionado. Desde las Primaveras Árabes, el ejecutivo estadounidense se ha dedicado a financiar y apoyar militarmente a los diferentes grupos opositores, algunos de los cuales han derivado después al yihadismo más radical.

Ataques en Dacca

Kerry ha recordado que el asalto lanzado por un comando yihadista leal al Estado Islámico contra un restaurante de lujo de Dacca el pasado julio, que causó la muerte de 22 personas, incluidos 17 rehenes extranjeros, "estaba claramente dirigido a dividir Bangladesh y desconectar del mundo exterior a esta sociedad acogedora".

La visita de Kerry a Bangladesh llega en medio de una ola de violencia de corte yihadista que sacude al país con especial intensidad desde el año pasado y que ha causado unas 70 víctimas mortales en tres años, entre las que figuran activistas, intelectuales, minorías religiosas o extranjeros.

Este sábado, la Policía anunció la muerte en una operación en las afueras de la capital del supuesto cerebro del ataque contra el restaurante, el canadiense de origen bangladesí Tamim Chauhdry. Este hombre, a quien las autoridades locales consideraban líder de una facción nueva del grupo extremista autóctono Jamaatul Mujahideen Bangladesh (JMB), había sido identificado en medios afines a la organización terrorista como su máximo responsable en el país.

Kerry se ha reunido durante las nueve horas que pasó en la capital bangladesí, además de con Hasina, con el ministro de Exteriores, A.H. Mahmud Alí, y ha visitado una fábrica textil y la casa-museo del padre de la nación y progenitor de la primera ministra, Sheikh Mujibur Rehman.

Leer más...

Un hombre obsesionado con Al Baghdadi 'sin relación' con el ISIS

La presión musulmana obliga a cerrar iglesias en Indonesia

Publicidad
Publicidad