Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Fernando Maura

‘UPyD es como una secta’

El eurodiputado afirma en gaceta.es que Ciudadanos representa el proyecto fundacional de UPyD mejor que su propia formación.

Rosalina Moreno
0
comentarios

Fernando Maura ve “un futuro de encefalograma plano” para su partido desde la ruptura de las conversaciones con Ciudadanos el pasado noviembre. Así lo admite en GACETA.ES este eurodiputado de UPyD, que recientemente ha sido expedientado por su formación y suspendido cautelarmente de militancia, a su juicio, “por opinar libremente sobre este aspecto”. Además, destaca que “si políticamente no te entiendes con tus votantes, tienes los días contados”.

Por su parte, la dirección, que ha actuado del mismo modo contra el también europarlamentario Enrique Calvet, ha defendido su actuación por las “reiteradas actuaciones de sendos cargos públicos en desprestigio de la formación”.

Para Maura era evidente que “en un mismo espacio político no puede haber dos partidos distintos” y que “si los hay, o arreglan sus diferencias y presentan una oferta común al electorado o los votantes apuestan por uno”. Destaca que eso precisamente es lo que hicieron los andaluces el 22-M y lo que “previsiblemente haga el conjunto de los españoles el próximo 24 de mayo”, en las municipales y autonómicas.

“Cuando una formación deja de ser autónoma, no le preocupa demasiado lo que pase desde el punto electoral, se encastilla en sus principios y planteamientos, y decide que no tiene nada que ver con Ciudadanos, al encerrarse sobre sí misma y no abrirse a la sociedad es como una secta”, espeta a los suyos.

Preguntado por su futuro político afirma que no tomará ningún tipo de decisión hasta que regrese a España –está en Bruselas- y lea el burofax en el que la Ejecutiva le comunica su expediente y argumenta sus razones para urdirlo. No obstante, admite que las siglas de UPyD “han dejado de representar el proyecto por el que se fundó” y que, por el momento, “ese proyecto se representa mejor y a un nivel de ambición política clarísima por parte de Ciudadanos”.

“Me tomaré mi tiempo para reflexionar y tomaré la decisión que considere oportuna y que mejor me convenga, en el sentido de una coherencia personal con lo que he hecho en UPyD y respecto de un proyecto de regeneración democrática, qué es lo que me interesa”, señala.

Fernando Maura piensa, como otros colegas de su partido, que si Rosa Díez hubiera dimitido tras la debacle en Andalucía “hubiera puesto un broche de oro a su carrera política, que ha tenido una enorme importancia, y pero también ha estado sembrada de muchos errores, especialmente a partir de agosto de 2014”. En esa fecha Díez tuvo la oportunidad de explorar un acuerdo con Ciudadanos, “pero se instaló en una posición de negativa absoluta, enrocándose en un planteamiento de partido autónomo e independiente, cuando el electorado clamaba justamente por lo contrario”.

Lo cierto es que pese a que Díez hubiera tenido ese “gesto de dignidad personal”, el eurodiputado cree “que ni siquiera hubiera servido a 23 de marzo para resolver el problema en el que ya había caído" su partido. “El acuerdo antes del 25 de mayo era mandando UPyD y en la noche del 22 de marzo era más de absorción por parte de Ciudadanos de los restos de mi formación”, apunta.

Por otro lado, Fernando Maura niega que con otras dos marchas en el Consejo de Dirección se nombrará a una Gestora. Informa de que la Ejecutiva ha cubierto en los últimos días las recientes dimisiones, entre ellas la que destacan la de Irene Lozano, que precisamente este miércoles ha anunciado que presentará su candidatura a las primarias para competir con Rosa Díez por la dirección.

“Han entrado cuatro o cinco miembros nombrados por Rosa Díez. Que yo sepa, un asturiano, una señora que se llama Yolanda Sánchez Moya, y alguno que no conozco”, indica Maura.

Por último, recuerda a la lideresa que él jamás ha podido hacer una crítica como la que ella hizo cuando estaba en el PSOE del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, vinculándolo con la negociación con ETA”, que pese a la gravedad de las mismas “no supusieron en su caso ningún tipo de sanción o advertencia”. 

Publicidad
Publicidad