Diario de Información y Análisis de Intereconomía
MEMORIA HISTÓRICA

Hallan fotos de Franco en la víspera del Alzamiento

Un ayuntamiento canario tenía más de 380 imágenes del 18 de julio de 1936 entre sus archivos.

Efe
Imágenes inéditas del alzamiento de la Guerra Civil / Efe
0
comentarios

El Ayuntamiento de Arucas (Gran Canaria) ha localizado entre sus archivos antiguas fotografías desconocidas de los años de la Guerra Civil, incluidas instantáneas de Francisco Franco tomadas el día antes de que encabezara el alzamiento militar que inició la contienda.

Entre esas fotografías, 381 instantáneas tomadas en blanco y negro e impresas en papel de postal, aparecen escenas de militares embarcados o civiles armados que, según ha informado la corporación, se presume que podrían haber sido captadas el mismo día que tuvo lugar la sublevación, el 18 de julio de 1936.

De un día antes, el 17 de julio, datan varias en las que aparece Franco en la época en que era capitán general militar de Canarias. Se trata, en este caso, de fotos que recogen distintos momentos del entierro del general Amado Balmes, antiguo gobernador militar de Las Palmas, "muerto oficialmente por un disparo accidental, mientras manipulaba su arma, aunque pudo haber sido asesinado por los golpistas", señala en un comunicado el ayuntamiento grancanario.

Francisco Franco se había desplazado para asistir al entierro de Balmes a Gran Canaria, desde donde partió al día siguiente en un avión Dragon Rapide hacia Marruecos para encabezar la sublevación militar.

La Concejalía de Patrimonio Histórico de Arucas relata que todas esas fotografías fueron halladas depositadas junto a documentos alusivos a los subsidios a los combatientes de la Guerra Civil, en la sección de temas militares y quintas del archivo municipal, mientras se llevaban a cabo labores de clasificación e inventario de materiales guardados en él.

"Las fotos formaban parte de un álbum de cartón y se considera que fueron utilizadas en algún tipo de registro institucional, pues aparecen numeradas, aunque los números no son correlativos, faltando algunos", se destaca desde la corporación.

Tras estudiarlas, se ha llegado a la conclusión de que las imágenes son originales y de que "la mayor parte pueden ser incluso inéditas". Se estima que fueron tomadas por diferentes fotógrafos que no eran profesionales, pues algunas están desenfocadas y otras no poseen la luz adecuada. Además, se observa que existía una clara intención de documentar exhaustivamente todos los momentos posibles, pues hay muchas imágenes que repiten secuencialmente la misma iconografía.

Desde la Concejalía de Patrimonio Histórico se subraya que "queda una labor de investigación sobre estas imágenes, que son la memoria visual de uno de los episodios más violentos acaecidos en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y que forma parte de la historia española del siglo XX". 

Publicidad
Publicidad