Diario de Información y Análisis de Intereconomía
LA EMPRESA FINANCIA SU CAMPAÑA

Hillary Clinton se erige en defensora del tráfico de órganos

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos defiende a la multinacional del aborto acusada de traficar con órganos humanos y ataca a los pro-vida que han destapado el escándalo.

0
comentarios

Hillary Clinton ha salido en defensa de Planned Parenthood tras la publicación de los vídeos que muestran a directivos de esta internacional abortista negociando con partes de los fetos abortados en sus clínicas. En vez de condenar el hecho de hacer negocio con los tejidos y órganos de niños no nacidos, como han hecho otros políticos estadounidenses, Clinton ha declarado que “es lamentable” que Planned Parenthood haya sido objeto de “un ataque concertado durante tantos años por los pro-vida”.

Este ataque concertado por los pro-vida, al que hace referencia Clinton, consiste en la publicación de dos vídeos en los que miembros de Planned Parenthood negocian y regatean el precio de las partes de los fetos asesinados (100 dólares por cada órgano). Asimismo, los dos directivos de la multinacional abortista confiesan con total indiferencia cómo al practicar un aborto se cuidan de no aplastar órganos como el hígado, ya que “están muy demandados” por las empresas que se dedican a la investigación científica con células y órganos humanos.Sin embargo, lejos de compartir el sentimiento de horror de la mayoría de los estadounidenses que han podido acceder a los vídeos, Clinton ha pedido que se investigue a los pro-vida que han destapado el escándalo.

“Planned Parenthood ha proporcionado servicios importantes a las mujeres durante más de un siglo”, ha defendido Clinton en un discurso en el que se ha deshecho en alabanzas hacia este gigante del aborto, que curiosamente ha financiado parte de su campaña a la Casa Blanca. Clinton cree que es suficiente con que Planned Parenthood haya “pedido disculpas por la insensibilidad del empleado que fue grabado” y que la empresa esté dispuesta a colaborar con la investigación que tratará de averiguar si realmente la internacional abortista trafica con órganos humanos. 

En su acérrima defensa de Planned Parenthood, Clinton se ha atrevido a señalar que el ataque a esta empresa por parte de los pro-vida constituye realmente “un ataque contra el derecho de las mujeres a elegir”. Ha señalado también que espera que el escándalo provocado por la publicación de estos vídeos no “socave los importantes servicios que Planned Parenthood ofrece a las mujeres”. 

No sólo Hillary Clinton, sino la mayor parte del Partido Demócrata estadounidense, ha cerrado filas en torno a la multinacional abortista, empezando por el presidente del Gobierno. Barack Obama ha manifestado que no tomará en consideración la propuesta de los congresistas republicanos de retirar los fondos públicos a Planned Parenthood mientras no se demuestre que no trafica con órganos humanos. Algunos demócratas han ido más allá y han pedido que se investigue a la organización pro-vida que grabó los vídeos y destapó el escándalo: The Center for Medical Progress (CMP, Centro para el Progreso Médico).

Planned Parenthood financia la campaña de Clinton

A pesar del silencio cómplice de los medios de comunicación estadounidense respecto a este escándalo, a excepción de la Fox, nadie ha podido impedir que el debate sobre Planned Parenthood llegue al Congreso. El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, se ha sumado a la denuncia contra Planned Parenthood, y ha pedido al presidente Barack Obama que inicie una investigación seria sobre si la multinacional se lucra con la venta de órganos porque “nada es más precioso que la vida”.

A pesar de la presión que se está intentando realizar para que se actúe contra el gigante del aborto, muchos políticos republicanos temen que no se pueda hacer nada porque Planned Parenthood ha financiado la campaña de importantes miembros del actual Gobierno estadounidense, el primero de ellos Barack Obama. La campaña que le llevó a la Casa Blanca recibió fondos de la multinacional abortista. 

También la candidata demócrata a la presidencia del Gobierno, Hillary Clinton, ha recibido el apoyo público de Planned Parenthood y también el dinero de esta multinacional. Según informan varios medios norteamericanos, Clinton ha recibido dinero de varios directivos de la organización, que parecen considerarla la candidata más adecuada para sus intereses económicos.

Leer más...

El siniestro negocio de la venta de órganos de fetos abortados

Hillary Clinton se erige en defensora del tráfico de órganos

EEUU debate la retirada de fondos publicos a Planned Parenthood

Vender órganos de los fetos abortados, el otro negocio de Planned Parenthood

Publicidad
Publicidad