Diario de Información y Análisis de Intereconomía
OCULTAR LA VERDAD

'Iba borracho' y otras justificaciones del ataque islamista de Orly

Mario Salvatorres
0
comentarios

Un hombre atacó hasta en dos ocasiones a policías y ciudadanos en el aeropuerto de Orly (París) al grito de 'Alá es grande' y con un ejemplar del Corán en la chaqueta. Para los medios, sin embargo, se trataba de un simple borracho.

El ataque islamista que tuvo lugar el pasado sábado en el parisino aeropuerto de Orly -donde un islamista atacó primero a una patrulla de militares del dispositivo antiterrorista y después en la propia terminal- ha mostrado una vez más la realidad que vive Europa, mientras gobernantes y medios de comunicación afines se esfuerzan por tratar de ocultar la realidad.

Ocurrió tras los atentados de París, cuando François Hollande y el resto de dirigentes europeos (salvo Visegrado) coparon las principales portadas con un discurso idéntico: los terroristas se aprovecharon de la ausencia de seguridad en las fronteras, el método de detención es el idóneo y no se puede culpar al islam del ataque. En Colonia, donde miles de mujeres fueron agredidas sexualmente por inmigrantes, Angela Merkel y la Policía alemana ocultaron los hechos durante casi una semana a la opinión pública. Las condenas posteriores -las pocas que hubo- fueron tomadas a risa por los propios delincuentes. Las imágenes hablaban por sí solas.

El atacante de Orly ha sido identificado como Ziyed Ben Belgacem, un hombre de 39 años que los servicios de inteligencia franceses tenían vigilado por su radicalización. Ese proceso había tenido lugar durante una estancia en prisión entre 2011 y 2012. Durante la madrugada del sábado, Belgacem fue objeto de un control de la Policía cuando iba al volante de su Renault Clio a elevada velocidad cerca de su domicilio. Tras entregar sus papeles al agente, sacó un revolver de cartuchos y le disparó, provocándole heridas leves, antes de emprender la huida.

Belgacem se dirigió a un bar de la localidad de Vitry, vecina del aeropuerto de Orly, en el que había estado la noche anterior junto a su primo, el mismo que se encuentra bajo arresto. Allí amenazó a los clientes y efectuó al menos cuatro disparos sin causar heridos, antes de huir de nuevo al volante de su coche. Posteriormente lo abandonó y robó a punta de pistola otro, un Citroën C4 con el que llegó al aparcamiento de Orly a las 08.06 hora local.

Minutos más tarde accedió a la zona de embarque del primer piso de la terminal sur de Orly. Sin mediar palabra se abalanzó sobre una agente de una patrulla de tres efectivos del Ejército del Aire. En ese momento Belgacem, que portaba un ejemplar del Corán, les amenazó: "Tiren las armas, estoy aquí para morir por Alá, habrá muertos".

La evidente motivación de Belgacem ha sido tapada por los medios de comunicación, que se esfuerzan en resaltar el consumo de drogas y alcohol por parte del islamista. Europa ha llegado a un punto en el que tratar de justificar un ataque en nombre de Alá por la ingesta masiva de alcohol es lo más justo -incluso para las autoridades-, mientras que denunciar un nuevo episodio violento de corte islámico en la Unión Europea resulta exagerado.

'La violencia invade Francia'

La candidata del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, señaló que "Francia está invadida por la violencia, resultado de la laxitud de los sucesivos gobiernos, pero tiene la valentía de nuestros soldados" tras el intento de ataque islamista en el aeropuerto parisino de Orly.

A Marine, principal favorita para ganar la primera vuelta de las presidenciales, le siguió su sobrina Marion Le Pen, que a través de las redes sociales destacó el "aplomo excepcional" una vez más de los militares al neutralizar al agresor.

Leer más...

El atacante de París: 'Estoy aquí para morir por Alá. Habrá muertos'

El islamista abatido en el aeropuerto de Orly disparó horas antes contra la Policía

Publicidad
Publicidad