Diario de Información y Análisis de Intereconomía
el juez investiga si se organizaron

En libertad el senegalés que gritó 'Alá es Grande' durante los disturbios de Sevilla

La Gaceta
0
comentarios

La Policía está investigando, sobre los desórdenes causados en la pasada "Madrugá" de Sevilla, si hubo "mensajes de jóvenes en las redes sociales" y si existe conexión "con una preparación premeditada de carreras y provocar pánico".

También se investiga si dos de los ocho detenidos por los disturbios actuaron en dos lugares distintos para causar pánico y originar carreras y avalanchas, según ha informado el Ayuntamiento de Sevilla.

No obstante, los resultados de las investigaciones "siguen apuntando a que se trata de hechos aislados y sin aparente conexión, que se corresponden con vandalismo y gamberrismo", según el comunicado emitido por el dispositivo especial de Semana Santa, que en su reunión de este sábado ha estado presidido por el alcalde Sevilla, Juan Espadas, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Ambos responsables han valorado "la coordinación de los distintos servicios y la rápida y eficaz respuesta policial y sanitaria" ante los sucesos de la "Madrugá", así como la planificación de la seguridad en las calles.

La Policía investiga igualmente la actuación de un grupo de siete chicas, algunas de ellas menores de edad, que en una de las carreras suscitadas por el pánico "pararon para reírse de quienes corrían con una actitud que agravó una de las situaciones" en la avenida de la Constitución -las siete chicas no están detenidas aunque se han abierto diligencias.

El juez dectreta prisión para tres acusados

El juez ha declarado prisión para tres de los ocho detenidos la pasada madrugada por disturbios en la "Madrugá" de Sevilla, en los que una persona resultó herida de gravedad, acusados de delitos de desórdenes públicos al portar barras metálicas, han informado fuentes de la Fiscalía de Sevilla.

Otros cuatro detenidos no han declarado todavía, mientras que ya está en libertad con cargos un ciudadano senegalés acusado de un delito contra los sentimientos religiosos al proferir la frase de "Alá es grande" al paso de la Virgen de la Hermandad de la Macarena. Al parecer este ciudadano se encontraba ebrio, según las mismas fuentes.

Fuentes municipales y policiales han explicado que entre los detenidos hay tres delincuentes comunes con antecedentes, uno con numerosas detenciones previas; otro, de nacionalidad senegalesa, que esta tarde ha sido puesto en libertad con cargos; y al menos dos menores.

Además, otros siete menores, vecinos de Sevilla, cuyos datos no se han hecho públicos, están siendo investigados por las fuerzas del orden por su participación indirecta; concretamente, por los hechos ocurridos en la avenida de la Constitución, si bien no han sido detenidos.

Los ocho detenidos están acusados de actos de vandalismo y de crear desórdenes, profiriendo amenazas, golpeando el suelo con barras metálicas para hacer ruido o hacer aspavientos para asustar a la concurrencia al paso de las procesiones.

Las fuentes municipales han precisado que las detenciones se produjeron en cuatro operaciones distintas, sin relación entre sí.

Un herido permanece en estado grave

En cuanto a los heridos, uno de ellos ha tenido que ser ingresado en la UCI por un traumatismo craneoencefálico con pronóstico grave, según han informado fuentes municipales, que no han concretado el centro hospitalario en el que ha sido ingresado ni sus datos personales.

La policía está analizando imágenes grabadas de los disturbios, ha calificado los hechos de "vandalismo grave" y ha distribuido una foto con los elementos metálicos empleados por los gamberros para hacer ruido.

Tras la primera detención, que fue en la calle Pastor y Landero, a las 4.40 horas, tras registrarse las primeras carreras fueron detenidas otras tres personas por desórdenes públicos en las inmediaciones de la calle Sánchez Arjona, a las que se intervinieron objetos metálicos que fueron empleados para hacer ruido y asustar a la gente.

A las seis de la madrugada, en otra zona del centro histórico, en la calle Argote de Molina, próxima a la Catedral, fueron detenidas otras dos personas, señaladas por testigos que afirmaron que daban gritos y hacían aspavientos para causar carreras ocasionadas por el miedo.

También a las seis y por el mismo motivo se detuvo a otras dos personas en la zona de El Salvador, próxima ya a la carrera oficial por la que desfilan todas las cofradías.

Estos hechos han originado un efecto dominó, que ha originado momentos de pánico y amagos de carreras, que han sido controlados casi con la misma espontaneidad con que se han producido, ya que la propia gente que asistía a las procesiones ha llamado a la calma y ha aplaudido a los nazarenos y a los pasos de las cofradías.

El dispositivo sanitario ha atendido a un número de personas que aún no ha sido determinado, pero que ha efectuado al menos 17 derivaciones hospitalarias por traumatismos o crisis de ansiedad.

Responsables del Ayuntamiento de Sevilla han lamentado los sucesos, han trasladado el deseo de recuperación de los heridos y han trasmitido "ánimo" a sus familiares". Asimismo, han agradecido la colaboración de la ciudadanía y también la actuación coordinada en el dispositivo especial de Semana Santa.

Este dispositivo ha estado integrado por tres equipos del 061, una unidad de soporte vital del 061, un total de nueve ambulancias y una unidad medicalizada de Cruz Roja.

Las cofradías que se han visto afectadas de un modo u otro han sido las de la Esperanza de Triana, el Gran Poder y la Macarena, si bien las seis cofradías que salen en procesión en la "Madrugá" han efectuado sus recorridos completos.

Leer más...

Uno de los detenidos en Sevilla gritó 'Alá es grande'

Ocho detenidos en Sevilla por desórdenes durante la 'Madrugá'

Publicidad
Publicidad