Diario de Información y Análisis de Intereconomía
contra el duopolio televisivo

El reparto de licencias de TDT del Gobierno llega al Supremo

La Asociación Española de Anunciantes ha presentado un recurso contra la adjudicación de los 6 nuevos canales. Consideran que refuerza a Atresmedia y Mediaset, 'restringe las opciones de pluralidad de contenidos’ y 'perjudica al consumidor'.

Gaceta.es
0
comentarios

La Asociación Española de Anunciantes (AEA) ha presentado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo contra la adjudicación de seis nuevos canales de Televisión Digital Terrestre (TDT) acordada el pasado octubre en Consejo de Ministros. El Gobierno decidió recompensar a Atresmedia, Mediaset, Real Madrid TV, Secuoya, 13TV y Radio Blanca, propietaria de KissTV.

Según el recurso de los Anunciantes, en la decisión de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi) no se tuvo en cuenta que existe una excesiva concentración de la oferta en dos grupos mediáticos, Atresmedia y Mediaset, los cuales forman "un duopolio que aglutina más del 86 % de la inversión publicitaria".

"Aumentar el peso de los dos principales grupos no favorece la competencia e imposibilita de facto la supervivencia de los competidores actuales, al mismo tiempo que impide la consolidación en el mercado de los competidores entrantes", han resaltado los Anunciantes en un comunicado.

También han recordado que Mediaset y Atresmedia han sido sancionados por las autoridades de Competencia por no cumplir sus compromisos sobre autorización de fusiones.

Por ello, no entienden que la misma autoridad que sanciona por grave incumplimiento a una cadena de televisión "por contravenir repetidas veces las condiciones y compromisos" sobre fusiones, "premie a este conglomerado de poder con la adjudicación de nuevos canales que incrementan aún más su posición de dominio en el mercado".

Asimismo, ha recalcado que tras la eliminación de la publicidad en TVE, el poder de los grandes grupos ha ido en aumento "sin favorecer la calidad del medio" y "la inversión cautiva ha desembocado en una falta de calidad de la programación".

Todo ello es negativo para la eficacia de las campañas publicitarias y perjudica seriamente al consumidor, "restringiendo las opciones de pluralidad de contenidos y servicios audiovisuales que permite la TDT", según los Anunciantes.

La presencia de nuevos operadores en la TDT "aportaría más oportunidades de programación con una oferta más diversificada en áreas que actualmente están siendo cubiertas por las cadenas de pago o de titularidad estatal o autonómica", han concluido.

Publicidad
Publicidad