Diario de Información y Análisis de Intereconomía
DOS MESES DESPUÉS

Los 'refugiados' vuelven a invadir 'La Jungla' en Calais

Juan E. Pflüger
0
comentarios

El municipio, que se encuentra a poco menos de 30 kilómetros del paso de Calais hacia Gran Bretaña, está fuera del área de seguridad fijado por los responsables políticos franceses, lo que ha llevado a que no se actúe contra el nuevo asentamiento desde su comienzo.

Varios centenares de refugiados e inmigrantes vuelven a instalar campamentos ilegales en las zonas próximas al paso de Calais, que fue desalojado por la policía francesa hace dos meses. Hasta el momento son seis los asentamientos detectados, según informa la prensa francesa, con un crecimiento rápido que alerta a los vecinos de la zona, ya movilizados para evitar que se reproduzcan los hechos delictivos que venían repitiéndose desde la instalación del campamento inicial en 2008.

A pesar de que las autoridades francesas calificaron la operación de desalojo como un “rotundo éxito”, pocos días depués empezaron a producirse denuncias de municipios como Norrent-Fontes, donde ya residen más de un centenar de refugiados en un nuevo campamento improvisado. El municipio, que se encuentra a poco menos de 30 kilómetros del paso de Calais hacia Gran Bretaña, está fuera del área de seguridad fijado por los responsables políticos franceses, lo que ha llevado a que no se actúe contra el nuevo asentamiento desde su comienzo.

Según los vecinos de la zona, como reflejan en sus denuncias, los refugiados empiezan con la instalación de pequeños grupos de mujeres y niños y, una vez consolidado el asentamiento, llegan decenas de varones de entre veinte y cuarenta años a instalarse en la zona sin que nadie haga nada para evitarlo.

La mayoría de los voluntarios que ya trabajan dando apoyo a los nuevos refugiados asentados confriman las sospechas de los vecinos: son los antiguos pobladores de La Jungla, que están regresando tras pasar varias semanas en centros de acogida estatales. La salida de estos centros provoca su reagrupamiento en la zona de la que fueron desalojados.

La localización de los nuevos campamentos no es casual. Fuentes policiales aseguran a los medios franceses que están situados a menos de dos kilómetros de una área de descanso utilizada por los camioneros en su última parada antes de cruzar hacia Gran Bretaña desde Calais. Durante el descanso de los conductores, los refugiados e inmigrantes asentados ilegalmente aprovechan para colarse en los camiones en un intento de pasar la frontera de manera ilegal.

Pese a las denuncias realizadas por varias policías locales y vecinos de las zonas afectadas, además de los transportistas que hacen habitualmente esa ruta, desde la prefectura de Nord-Pas-de Calais se niega que se estén produciendo nuevos asentamientos y que lo que hay es una “construcción temporal de pequeños núcleos de infraviviendas”.

Leer más...

Siete refugiados se entregan tras intentar quemar a un indigente en Berlín

Salvaje agresión de un inmigrante a una mujer en el metro de Berlín

Tres afganos violan a punta de cuchillo a una intérprete en el campo de Calais

Un refugiado viola y mata en Alemania a la hija de un alto cargo de la UE

 

 
Publicidad
Publicidad