Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Buscarán en Burselas un consenso entre los grupos parlamentarios europeos

Los sindicatos recordarán ante la UE las prácticas del grupo Lactalis-Puleva

UGT y CCOO viajarán durante la primera quincena de febrero a Bruselas en busca de una posición de consenso entre los grupos parlamentarios del Parlamento Europeo frente a los “incumplimientos de venta” y las prácticas agresivas de Lactalis en su planta de Lauki en Valladolid.

Representantes del PSOE y de los sindicatos, tras su encuentro de hoy
0
comentarios

Así se decidió hoy en un encuentro entre representantes de ambas centrales sindicales y la eurodiputada socialista de Irache García.Reuniones de trabajo que se ampliarán también a la Confederación Europea de Sindicatos y que concluirán, confiaron, en la coordinación y el respaldo de los partidos políticos nacionales para llevar a cabo dos actuaciones. Por un lado, enviar una carta de los grupos a la matriz de la empresa en la que se le exponga esa posible infracción al documento que suscribió en mayo por el que favorecería la venta y que, hasta el momento, sólo ha sido papel mojado; y por otro, para que el Parlamento Europeo “sirva de altavoz”, explicó García, para las reivindicaciones y denuncias de los trabajadores y que se conozcan las consecuencias de “la falta de regulación al respecto”. “Es necesaria una propuesta en el marco de responsabilidad social para no caer en estos casos. Una empresa en beneficio no puede cerrar sin tener en cuenta la situación que deja en el entorno y entre los empleados de un lugar que le ha dado tanto”, defendió.

En este sentido, el Grupo Socialista en Bruselas impulsará que los sindicatos vuelvan a la capital belga para denunciar estos “incumplimientos de venta” y exigir que “se aceleren los trabajos de las propuestas legislativas en materia de responsabilidad social”. Según sostuvo, las prácticas ejecutadas por Lactalis “no son exclusivas” de Valladolid, sino que en Europa sucede “a menudo”. “Es una parte que las empresas deben asumir dentro del pilar social. Trasladaremos a la UE esa urgencia de trámite para esta legislación. Esperemos que el resto de grupos se sumen”, deseó García, quien también reconoció que los sindicatos le han trasladado el cumplimiento de la empresa en la parte de recolocaciones de empleados y expedientes.

Sin avancesse concluyó hoy en un encuentro entre representantes de ambas centrales sindicales y la eurodiputada socialista de Castilla y León, Iratxe García.

Reuniones de trabajo que se ampliarán también a la Confederación Europea de Sindicatos y que concluirán, confiaron, en la coordinación y el respaldo de los partidos políticos nacionales para llevar a cabo dos actuaciones. Por un lado, enviar una carta de los grupos a la matriz de la empresa en la que se le exponga esa posible infracción al documento que suscribió en mayo por el que favorecería la venta y que, hasta el momento, sólo ha sido papel mojado; y por otro, para que el Parlamento Europeo “sirva de altavoz”, explicó García, para las reivindicaciones y denuncias de los trabajadores y que se conozcan las consecuencias de “la falta de regulación al respecto”. “Es necesaria una propuesta en el marco de responsabilidad social para no caer en estos casos. Una empresa en beneficio no puede cerrar sin tener en cuenta la situación que deja en el entorno y entre los empleados de un lugar que le ha dado tanto”, defendió.

En este sentido, el Grupo Socialista en Bruselas impulsará que los sindicatos vuelvan a la capital belga para denunciar estos “incumplimientos de venta” y exigir que “se aceleren los trabajos de las propuestas legislativas en materia de responsabilidad social”. Según sostuvo, las prácticas ejecutadas por Lactalis “no son exclusivas” de Valladolid, sino que en Europa sucede “a menudo”. “Es una parte que las empresas deben asumir dentro del pilar social. Trasladaremos a la UE esa urgencia de trámite para esta legislación. Esperemos que el resto de grupos se sumen”, deseó García, quien también reconoció que los sindicatos le han trasladado el cumplimiento de la empresa en la parte de recolocaciones de empleados y expedientes.

Sin avances

Por su parte, el vicesecretario de Acción Sindical de UGT Castilla y León, Evelio Angulo, contextualizó estas pretensiones en el marco de las acciones a desarrollar contra los incumplimientos de la firma, que acordó el 17 de mayo. Sobre una posible venta, reconoció que sólo se ha avanzado “algo” a través de las propuestas de la Fundación Anclaje, si bien los sindicatos también trasladaron otro negocio. Todos han sido ignorados. “Este tipo de modelo empresarial no tiene en cuenta la responsabilidad social en una posición insolidaria de unos cuatreros con el entorno, que ha ganado mucho dinero”, denunció. De hecho, informó de que la planta vallisoletana en 2015 obtuvo una rentabilidad de dos millones de euros y la dirección “felicitó a los trabajadores por alcanzar grandes resultados”.

Los sindicatos trasladaron también el apoyo del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien ha dicho que el suelo sólo será para “uso lácteo” y que les acompañará a Bruselas. Una invitación también realizada a la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos. UGT y CCOO se reunirán próximamente con el resto de grupos parlamentarios para establecer “elementos de posición conjunta que elimine la cláusula de que el comprador no sea agroalimentario”. “Insistiremos en que venda a valor cero”.

Fraude a la sociedad

El secretario de Acción Sindical de CCOO, Vicente Andrés, calificó de “fraude” a los vallisoletanos, los trabajadores y las instituciones la política seguida por Lactalis y adelantó que el próximo lunes, 9 de enero, se celebrará el acto de conciliación en el Serla. De no haber acuerdo los sindicatos acudirán a los tribunales para buscar una condena a la empresa “por mala fe en los acuerdos”.

Sin embargo, Andrés defendió una solución “pactada” y con esa idea acuden los sindicatos al Parlamento Europeo, para lanzar un documento en conjunto con los grupos políticos “que permita negociar con Lactalis sus propios incumplimientos”.

También citó la falta de legislación europea al respecto, ya que por ejemplo, dijo, en Francia las deslocalizaciones tienen “condiciones”. No obstante, resaltó que en Castilla y León “las cosas se han hecho bien en esta materia” porque siempre se han buscado compradores a empresas que “deseaban dejar su actividad, pero falta una normativa para las incumplidoras”.

Andrés recordó que, además de estas acciones en Bruselas, aún tienen “largo recorrido” el acuerdo suscrito el 20 de mayor con la Junta en la Comisión de Peticiones y el Juzgado de Lo Social en Valladolid. “La guerra tendrá la longitud que Lauki quiera, pero nosotros tenemos correa para rato”, espetó.

Por su parte, el vicesecretario de Acción Sindical de UGT Castilla y León, Evelio Angulo, contextualizó estas pretensiones en el marco de las acciones a desarrollar contra los incumplimientos de la firma, que acordó el 17 de mayo. Sobre una posible venta, reconoció que sólo se ha avanzado “algo” a través de las propuestas de la Fundación Anclaje, si bien los sindicatos también trasladaron otro negocio. Todos han sido ignorados. “Este tipo de modelo empresarial no tiene en cuenta la responsabilidad social en una posición insolidaria de unos cuatreros con el entorno, que ha ganado mucho dinero”, denunció. De hecho, informó de que la planta vallisoletana en 2015 obtuvo una rentabilidad de dos millones de euros y la dirección “felicitó a los trabajadores por alcanzar grandes resultados”.

Los sindicatos trasladaron también el apoyo del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien ha dicho que el suelo sólo será para “uso lácteo” y que les acompañará a Bruselas. Una invitación también realizada a la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos. UGT y CCOO se reunirán próximamente con el resto de grupos parlamentarios para establecer “elementos de posición conjunta que elimine la cláusula de que el comprador no sea agroalimentario”. “Insistiremos en que venda a valor cero”.

El secretario de Acción Sindical de CCOO, Vicente Andrés, calificó de “fraude” a los vallisoletanos, los trabajadores y las instituciones la política seguida por Lactalis y adelantó que el próximo lunes, 9 de enero, se celebrará el acto de conciliación en el Serla. De no haber acuerdo los sindicatos acudirán a los tribunales para buscar una condena a la empresa “por mala fe en los acuerdos”. Sin embargo, Andrés defendió una solución “pactada” y con esa idea acuden los sindicatos al Parlamento Europeo, para lanzar un documento en conjunto con los grupos políticos “que permita negociar con Lactalis sus propios incumplimientos”. También citó la falta de legislación europea al respecto, ya que por ejemplo, dijo, en Francia las deslocalizaciones tienen “condiciones”. No obstante, resaltó que en Castilla y León “las cosas se han hecho bien en esta materia” porque siempre se han buscado compradores a empresas que “deseaban dejar su actividad, pero falta una normativa para las incumplidoras”.

Andrés recordó que, además de estas acciones en Bruselas, aún tienen “largo recorrido” el acuerdo suscrito el 20 de mayor con la Junta en la Comisión de Peticiones y el Juzgado de Lo Social en Valladolid. “La guerra tendrá la longitud que Lauki quiera, pero nosotros tenemos correa para rato”, espetó.

Publicidad
Publicidad