Diario de Información y Análisis de Intereconomía
RADICALES ATACAN DE NUEVO

Marion arropa a Marine: 'La izquierda ha sido débil contra el islamismo'

Arturo García
0
comentarios

La dirigente del Frente Nacional ha apoyado a su tía en Marsella, en un acto centrado en la seguridad del país y en las medidas para evitar la expansión del islamismo.

Los cuatro principales candidatos a la Presidencia de Francia juegan sus últimas bazas electorales blindados por fuertes medidas de seguridad, que han sido reforzadas tras el plan de atentado desmantelado el martes en Marsella.

A tres días de que se celebre la primera vuelta de los comicios, la más disputada que se recuerda, el socioliberal Emmanuel Macron, la líder de la derecha alternativa Marine Le Pen, el conservador François Fillon y el neocomunista Jean-Luc Mélenchon están en una horquilla de entre cuatro y cinco puntos, según todas las encuestas.

(Jean-Claude Juncker)

La campaña ha estado salpicada por las investigaciones judiciales a Fillon y la intensa operación mediática contra Le Pen. Desde Bruselas, la Unión Europea se posicionó pronto y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, prometió "vestir ropa de luto" en caso de victoria de Le Pen el próximo mes de mayo.

Juncker criticó a Le Pen por "prometer cosas imposibles" a los ciudadanos y por sus "planteamientos radicales", en referencia a las declaraciones de la candidata alternativa en torno a la defensa de la identidad francesa y la cultura tradicional del país.

Marion arropa a Marine

El mitin de Le Pen en Marsella -uno de los feudos históricos del Frente Nacional- estuvo especialmente blindado, sobre todo porque, como es habitual en sus actos, militantes de la extrema izquierda atacaron a los agentes allí desplegados.

La sala donde la candidata dio su mitin, con capacidad para 8.000 personas, estuvo vigilada por 300 policías y gendarmes, incluidos agentes de paisano y tiradores de élite.

(Marion Le Pen en el acto en Marsella)

La intervención de Le Pen, centrada en la seguridad, estuvo precedida por la de su sobrina y diputada del Frente Nacional, Marion Maréchal Le Pen, quien señaló que las políticas de la izquierda han sido "las culpables" de la expansión del islamismo en el país, al tiempo que hizo referencia al plan del todavía presidente, François Hollande.

A finales de agosto, el Elíseo anunció la creación de una fundación y de varias asociaciones religiosas cuyo principal propósito era buscar financiación con la intención de seguir construyendo mezquitas y formando nuevos imanes. El objetivo del Gobierno de París pasaba por reorganizar las instituciones islámicas existentes en el país y evitar la radicalización de los más jóvenes. Lo que no aclaró -y sigue sin aclarar- Bernard Cazeneuve es la procedencia de los “nuevos fondos” en favor del islam.

El plan del Gobierno de Hollande recibió los aplausos de buena parte de la ciudadanía, pero muchos otros no tardaron en señalar sus fallas. Y es que resulta paradójico que las autoridades reconozcan lo que ocurre en las mezquitas nacionales y no tomen medidas directas para evitarlo. "Si los procesos de radicalización son fomentados por determinados imanes, es incomprensible que las Fuerzas de Seguridad no actúen y ordenen su inmediata expulsión. Una muestra más de la tibieza del actual Ejecutivo con un problema que, desgraciadamente, se ha demostrado muy real durante el último año y medio en el país", sentenció la candidata del Frente Nacional.

'El domingo venceremos'

Le Pen se mostró convencida de que el próximo domingo en la primera vuelta estará en cabeza porque percibe "una increíble dinámica".

"Estaré en cabeza al terminar la primera vuelta porque siento que hay una movilización increíble, una increíble dinámica. Conozco bastante bien a mis electores y creo que me van a poner en cabeza el domingo", declaró Le Pen en una entrevista a la emisora de radio Europe 1.

El instituto demoscópico Harris Interactive publicó una encuesta según la cual, si la primera vuelta se celebrara ahora, el candidato más votado sería Macron, con un 25% de los sufragios, un punto porcentual más que hace una semana. Le Pen terminaría con un 22%, sin cambios en estos siete días.

El líder conservador Fillon y el radical de izquierdas Mélenchon quedarían empatados con un 19% (con un punto menos para el primero y la misma puntuación para el segundo).

Leer más...

Le Pen denuncia escuchas ilegales del 'gabinete negro' del Elíseo

Le Pen: 'Construiremos relaciones equilibradas con Trump y Putin'

Le Pen clama por el fin del euro: 'Vamos a defender el interés del pueblo' 

Macron y el discurso globalista: 'Hay que adaptarse a la inmigración masiva

Publicidad
Publicidad