Diario de Información y Análisis de Intereconomía
ANTE EL FORO ECONÓMICO MUNDIAL

Mugabe: 'Los musulmanes son los que causan la violencia en África'

Juan E. Pflüger
0
comentarios

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, explicó el lunes pasado ante el Foro Económico Mundial que los países desestabilizados de África se encuentran sometidos a presiones religiosas. El veterano líder político, de 93 años de edad, culpó al islam de la violencia que asola África y lastra sus posibilidades de desarrollo. Tras afirmar que Zimbabue es el segundo país en índices de desarrollo -solamente por detrás de Sudáfrica- ha asegurado que, al contrario de lo que ocurre en los países islámicos, “las divisiones entre las iglesias cristianas no provocan violencia”.

Por el contrario aseguró que “en el mundo islámico se cree que cuanto más violencia se ejerce sobre la población, más se les escucha” y ha afirmado que “en muchos países de África hay influencias del islam, pero en el sur no tenemos esa experiencia, gracias a Dios”.

El presidente Mugabe apareció por sorpresa en la sesión dedicada a los estados frágiles y compartió mesa de debate con el actor Forest Whitaker, enviado especial de la UNESCO para la Paz y con Donald Kaberuka, enviado especial para el Fondo de Paz de la Unión Africana.

Tras sus declaraciones intervino el miembro del Instituto de Estudios de Seguridad, Anton du Plessis, para contradecir a Mugabe y afirmar que es la corrupción y los malos líderes la causa de la existencia de países frágiles y aseguró que Zimbabue era un estado fallido.

La respuesta del presidente zimbabuense fue contundente y aseguró que eso no es cierto: “Zimbabue es el país más desarrollado de África después de Sudáfrica”. También afirmó que en su país hay 14 universidades y tienen una tasa de alfabetización del 90%.

También afirmó que “tenemos una buena cosecha, no sólo de maíz, sino también de tabaco y otros cultivos industriales”.

Ataques contra cristianos en África

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha pedido a los musulmanes que se alejen de los sitios cristianos, así como los lugares frecuentados por extranjeros de países occidentales porque los considera "objetivos legítimos".

El pasado mes de marzo -en pleno Domingo de Ramos- atacó dos iglesias coptas ortodoxas que causaron la muerte de 45 personas. El atentado no impidió a la minoría asistir a las iglesias. En el complejo de la catedral de El Cairo, en el barrio de Al Abasiya, cientos de cristianos se acercaron el Domingo de Resurrección a participar en las oraciones, a pesar de que ese mismo templo fue blanco de otro ataque terrorista el pasado diciembre, que dejó una treintena de muertos.

En marzo del pasado año, también coincidiendo con la Pascua, 72 personas murieron y más de 340 resultaron heridas en un atentado islamista en Pakistán, en un parque de la ciudad de Lahore, al este del país. Una facción talibán, Jamaat-ul-Ahrar, que intenta imponer la sharia, se atribuyó la autoría del atentado. “El objetivo eran las mujeres y los niños cristianos”, aseguró 

Por otra parte, Boko Haram tiene en Nigeria el propósito maligno de acabar con todos los que no sean musulmanes. Es el país en el que más cristianos han muerto perseguidos por su fe. En la última década, entre 9.000 y 11.000. Además, un gran número de iglesias -unas 13.000- o bien se han reducido a cenizas o se han cerrado.

Cabe recordar que en el año 2016 fueron asesinados en todo el mundo 90.000 cristianos a causa de su fe, uno cada seis minutos, según las estadísticas elaboradas por Center for Study of Global Christianity. Además, se considera que alrededor de 500 millones de cristianos en el mundo no pueden profesar su fe de forma totalmente libre. 

Leer más...

¿Es el islam un peligro para Occidente?

Publicidad
Publicidad