Diario de Información y Análisis de Intereconomía
ofició una boda vestido con sotana y alzacuellos

El obispo de Jerez critica el 'desgraciado acto' del concejal que se disfrazó de sacerdote

La Gaceta
0
comentarios

El obispo de Jerez, José Mazuelos, ha calificado de "desgraciado acto" que un concejal del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María celebrara una boda civil disfrazado de sacerdote. 

A través de un comunicado, el obispado de Asidonia-Jerez y la comunidad católica de El Puerto de Santa María han manifestado su malestar y tristeza por el hecho de que las dependencias públicas del Ayuntamiento se hayan utilizado para una representación "cómica y ridiculizante" de la fe católica y de la institución matrimonial.

La Iglesia ha recalcado su apuesta por la libertad de expresión, la aconfesionalidad y una sana laicidad del Estado, pero ha pedido que se respeten todas las sensibilidades y se tenga en cuenta la "elegancia de las formas". 

El obispo de Jerez ha recordado que los representantes públicos son los primeros que tienen que defender el respeto a la dignidad de todos y el cumplimiento de los principios constitucionales. Asimismo, desde el obispado de Asidonia-Jerez se ha abogado por el respeto recíproco y el diálogo leal. 

Después de que la pasada semana se otorgara un premio en el Carnaval de Las Palmas al Drag Queen que hizo escarnio de Cristo y la Virgen María, la fe de los católicos volvió a ser objeto de burla cuando el concejal de Levantemos El Puerto, Javier Botella, celebró una boda civil vestido con sotana negra y alzacuellos.

"El año pasado me disfrace de princesa Leia y nadie del imperio galáctico se ofendió", fue la respuesta de Botella a través de las redes sociales a la polémica suscitada por su decisión de vestirse de sacerdote y publicar la fotografía en Facebook. 

Leer más...

Un concejal de Podemos oficia una boda disfrazado de sacerdote

Publicidad
Publicidad