Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Hay ocho detenidos

Ocho policías heridos en una reyerta de un clan gitano en el Clínico de Valladolid

R. Moreno
0
comentarios

Los agentes han detenido a ocho personas que querían entrar a ver a un familiar a una zona de acceso restringido.

Una reyerta ocurrida este domingo en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid se ha saldado con ocho detenidos y otros tantos policías heridos.

Los hechos se han producido a primera hora de la mañana, cuando el servicio de seguridad del hospital ha requerido la presencia de la Policía ante la insistencia de una familia, de etnia gitana, de pasar a ver a un paciente a dependencias donde el acceso era restringido.

La insistencia ha derivado en una pelea en la que han resultado heridos cinco agentes de la Policía Nacional y otros tres de la Policía Local, que actuaron de forma conjunta.

Esta agresión no se trata de un suceso aislado, sino que amontonan los casos. El pasado 17 de noviembre otros dos agentes fueron brutalmente agredidos en Madrid.

Uno de ellos acabó con la nariz rota y el otro con un esguince cervical. Además de apalearlos, a uno de ellos también le robaron el móvil. Los dos agresores -de más de 20 años y de etnia gitana- pertenecian a grupos violentos y tenían numerosos antecedentes. 

Además, el 14 de noviembre otros nueve agentes de la Policía Nacional fueron agredidos a manos de entre diez y quince inmigrantes que se fugaron del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la pedanía murciana de Sangonera la Verde y emplearon en la paliza barras y objetos cortantes.

A principios de octubre ya se había registrado otro motín en Murcia, donde resultaron heridos cinco agentes. 

A manos de manteros también sido agredidos numerosos policías. En Palma, este pasado verano había hasta 18 heridos en apenas dos meses. Y en Barcelona, en manos de la podemita Ada Colau, más de 30 guardias urbanos han sido agredidos

Según ha denunciado en este diario la popular Ángeles Esteller, “Ada Colau ha debilitado a la Guardia Urbana y ha fortalecido a los manteros”. “Tanto es así, que ahora dicen que no pueden trabajar, cuando tienen una actividad ilegal que hace la competencia desleal al comercio, que paga impuestos y crea trabajos”, remacha Esteller. Además, explica que estos "antes salían corriendo cuando veían a la Guardia Urbana, pero que ahora se quedan en su sitio y les tiran piedras". 

Otra agresión a policías tuvo lugar el 20 de octubre, cuando dos agentes de la Policía Nacional y dos locales resultaron heridos en los altercados de los ultras del Legia Varsovia junto al Estadio Santiago Bernabéu.

Varios hinchas lanzaron botellas y otros objetos contra los policías, que a pie y a caballo tuvieron que intervenir para reprimirlos. Los disturbios acabaron con nueve personas heridas: cinco ultras del Legia, dos policías nacionales y dos policías municipales.

Además, el pasado 24 de julio los agentes acudieron a una pelea frente a un local de copas latino en Ciudad Lineal, que se saldó con otros siete policías heridos y cinco detenidos. 

La agresión más masiva se remonta al 22 de marzo de 2014, en la denominada 'marcha de la dignidad', donde nada menos que 67 agentes fueron agredidos. 

Leer más…

Los policías del CIE de Murcia, desarmados para no intimidar a los inmigrantes

Así son los radicales que atacaron a la Policía el 22-M

Miles de personas protestan en las Marchas de la Dignidad

Los violentos grupúsculos a los que Podemos apoya en su 'asalto' al Congreso

Publicidad
Publicidad