Diario de Información y Análisis de Intereconomía
El Papa ante la situación de los refugiados:

El Papa pide un 'enfoque prudente' en la acogida de inmigrantes

La Gaceta/EFE
0
comentarios

A su juicio, un enfoque prudente "implica evaluar, con sabiduría y altura de miras, hasta qué punto su país es capaz, sin provocar daños al bien común de sus ciudadanos, de proporcionar a los inmigrantes una vida digna".

El Papa Francisco ha pedido este martes a la comunidad internacional que acoja a los inmigrantes y refugiados y afirmado que "un enfoque prudente" por parte de las autoridades no implica "la aplicación de políticas de clausura".

A su juicio, un enfoque prudente "implica evaluar, con sabiduría y altura de miras, hasta qué punto su país es capaz, sin provocar daños al bien común de sus ciudadanos, de proporcionar a los inmigrantes una vida digna", dijo. El Papa ha pronunciado estas palabras durante un encuentro que ha mantenido en el Vaticano con miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede.

Jorge Bergoglio afirmó que en el contexto actual de "grandes flujos migratorios", es esencial que haya "sociedades abiertas y hospitalarias para los extranjeros y, al mismo tiempo, seguras y pacíficas internamente".

Asimismo ha subrayado que es preciso que la comunidad internacional muestre "un compromiso común en favor de los inmigrantes, los refugiados y los desplazados, que haga posible el darles una acogida digna".

"Esto implica saber conjugar el derecho de cada hombre a emigrar a otros países y fijar allí su domicilio y, al mismo tiempo, garantizar la posibilidad de una integración de los inmigrantes en los tejidos sociales en los que se insertan, sin que éstos sientan amenazada su seguridad, su identidad cultural y sus propios equilibrios políticos y sociales", describió.

No obstante, matizó, "los mismos inmigrantes no deben olvidar que tienen el deber de respetar las leyes, la cultura y las tradiciones de los países que los acogen".

Francisco también lamentó que a menudo se hable del drama migratorio con cifras y subrayó que "los inmigrantes son personas con nombres, historias y familias".

Además, aprovechó la ocasión para dirigir un mensaje a la Unión Europea para elogiar la labor de acogida que han realizado países como "Italia, Alemania, Grecia y Suecia".

"El problema de la inmigración es un tema que no puede dejar indiferentes a algunos países mientras que otros sobrellevan, a menudo con un esfuerzo considerable y graves dificultades, el compromiso humanitario de hacer frente a una emergencia que no parece tener fin", destacó.

El pontífice envió un mensaje a los Estados europeos para que fomenten el diálogo con el objetivo de poner fin a las tensiones existentes. "Toda Europa está atravesando un momento decisivo de su historia, en el que está llamada a redescubrir su propia identidad. Para ello es necesario volver a descubrir sus raíces con el fin de plasmar su propio futuro", dijo.

Por último, agregó que "frente a las fuerzas disgregadoras, es más urgente que nunca actualizar la idea de Europa para dar a luz un nuevo humanismo basado en la capacidad de integrar, de dialogar y de generar que ha hecho grande al así llamado Viejo Continente".

Leer más...

El Papa pide ‘tolerancia cero’ con los abusos a menores en la Iglesia


El Papa Francisco: 'El martirio cristiano continúa todavía hoy'
Publicidad
Publicidad