Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Policía y Guardia Civil en alerta

Una parte de ETA estaría preparando la vuelta a los atentados

Entre los promotores de la nueva vía terrorista podrían estar los encargados de custodiar el arsenal que la banda de ultraizquierda no ha entregado en el mal llamado “proceso de paz”.

Juan E. Pflüger
0
comentarios

El pasado miércoles el digital La Información publicaba que un grupo de etarras está presentando de forma clandestina un documento que pretendía una refundación de la banda terrorista de ultraizquierda ETA. En su documento planteaba un programa de Gobierno, a la vez que defendía la necesidad de volver a la lucha armada, es decir, a cometer asesinatos y a la kale borroka para mantener la dinámica de tensión en la calle a la vez que retomaba un clima de violencia.

El documento pretendía captar terroristas para volver a cometer asesinatos. También pretendía apropiarse la defensa de los presos de la banda terrorista y criticaba el trato que actualmente estaba dando el brazo político batasuno de la defensa de los terroristas encarcelados.

Gaceta.es ha podido saber de fuentes de la lucha antiterrorista que la posibilidad de que este grupo cometa atentados no es inminente, pero que están en disposición de poder hacerlo en un plazo de tiempo muy corto. La investigación policial sitúa a varios de los pistoleros de ETA que permanecen en libertad en el entorno de este nuevo grupo de terroristas. Según la Policía la banda terrorista ETA podría tener hasta 100 terroristas en libertad, de los que 20 están en activo, es decir en disposición de asesinar. De estas dos decenas, varios habrían entrado ya en contacto con esta nueva rama del grupo armado.

Entre los dirigentes de esta organización, la investigación policial sitúa a algunos miembros de la antigua dirección militar de ETA, pero en su mayor parte estaría formada por nuevos terroristas que provienen del entramado asociativo proetarra que se extiende por la comunidad vasca: colectivos pro-presos, asociaciones de familiares, asociaciones culturales, grupos antisistema,….

La principal preocupación de la Policía Nacional y la Guardia Civil es que están en posesión de parte del arsenal no entregado por ETA tras el “cese definitivo de la violencia”. Esta sospecha, más que fundada según las fuentes consultadas, se sostiene en que entre los pistoleros que se han sumado a este nuevo proyecto terrorista estarían varios de los responsables de la custodia del armamento.

 

El objetivo, a corto plazo, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es identificar a los promotores de esta iniciativa para poder desmontarla antes de que esté en condiciones de cometer las primeras acciones violentas que serían actos de violencia callejera para empezar a sembrar un clima de vuelta a la violencia. Las fuentes consultadas han asegurado que los grupos antiterroristas de la Policía Nacional y la Guardia Civil ya han recibido órdenes de priorizar la investigación sobre estos miembros de ETA.

Publicidad
Publicidad

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.