Diario de Información y Análisis de Intereconomía
GUIÑO A LOS SEPARATISTAS

Pedro Sánchez, empeñado en liderar un nuevo Frente Popular

El líder socialista no abandona la idea de crear una 'coalición a la portuguesa'. Los guiños de Sánchez a los separatistas se multiplican con el objetivo de obtener su apoyo para una futura votación de investidura.

Fátima G. Manzano
El líder del PSOE, Pedro Sánchez. / Efe
0
comentarios

El líder de los socialistas no cesa en su carrera hacia La Moncloa. A pesar de que tendrá que esperar a que los diputados voten, en primer lugar, la investidura del candidato del PP, el presidente en funciones Mariano Rajoy, el líder de los socialistas continúa en su empeño por formar una coalición a la 'portuguesa'.

El PSOE quiere crear la unión de las fuerzas de izquierda para conseguir que su secretario general sea el próximo presidente. Ya lo advirtieron en el Comité Ejecutivo: bajo ningún concepto apoyarían a un popular para formar gobierno. Sin embargo, el hipotético apoyo de Podemos, -formación anquilosada en sus líneas rojas entre las que destaca el reconocimiento del 'derecho a decidir' en Cataluña y el reconocimiento de cuatro grupos parlamentarios en el Congreso-, y el apoyos de Izquierda Unida, -coalición que votó a favor de Bescansa para la presidencia de la Cámara baja y no de Patxi López-, no sería suficiente.

Sánchez necesita el apoyo de los partidos secesionistas, y para ello, no ha dudado, incluso, en criticar a la Corona. En su primera entrevista tras el arranque de la investidura el líder socialista aseguró que "no hubiera estado de más" que Felipe VI se hubiera reunido con la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, tras la investidura del nuevo presidente de Cataluña, Carles Puigdemont.

Será, en cambio, el propio Sánchez quien en los próximos días telefonee al ya exalcalde de Girona para, en palabras textuales, "normalizar la interlocución", en un alarde de demostrar la capacidad de diálogo del partido que quiere emprender "el auténtico cambio".

Sin embargo, estas declaraciones no han sido los únicos guiños del PSOE a los separatistas. La formación ha decidido 'prestar' dos senadores a ERC y otros dos a DiL, la nueva marca de CDC, para que pudieran constituir grupo propio en la Cámara Alta.  Asimismo, la formación también optó por ceder uno de los tres puestos que le correspondía en la Mesa del Senado al PNV, por lo que María Eugenia Iparraguirre ocupa desde el pasado miércoles la cuarta secretaría.

"Esto es la democracia, hay que aprender a negociar y llegar a acuerdos", apuntan desde la formación. Atrás quedaron las eternas promesas de un líder que repetía, por activa y por pasiva que no pactaría con Podemos y que no colaboraría a 'romper España'.

No obstante, habrá que esperar para conocer si el PSOE recoge los frutos de sus negociaciones y recaba el apoyo de las formaciones para conseguir ser el próximo presidente del Gobierno.

Leer Más...

El PSOE cede ante los partidos separatistas en el Senado

Las gracias de Pedro Sánchez

Sánchez acusa a Iglesias de 'chantaje'

Preocupación por el lenguaje bélico de los líderes separatistas

Publicidad
Publicidad

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.