Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Rajoy se esconde tras el Constitucional

Pérez de los Cobos: El TC no puede solucionar el desafío separatista

0
comentarios

El presidente del Alto Tribunal advierte de que el procés no puede ser resuelto por este órgano y que, "por desgracia", esto es lo que ha ocurrido con las resoluciones dictadas desde que en marzo de 2014 se acordó anular la declaración por el derecho a decidir.

Francisco Pérez de los Cobos, ha reconocido este miércoles que problemas como "el llamado proceso soberanista" catalán "no pueden ser resueltos" por este órgano, y ha hecho una llamada "al diálogo político", una "necesidad inexcusable y urgente" que debe practicarse desde el respeto a la Constitución.

Pérez de los Cobos se ha pronunciado así en su discurso de despedida de este puesto, con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, presente, así como el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, numerosos integrantes de la cúpula judicial y diputados de las Cortes.

Cesa como presidente tras haber tomado posesión los cuatro nuevos magistrados designados por el Senado, Ricardo Enríquez, Alfredo Montoya, Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer.

Ha recordado la sentencia "emblemática" de los últimos años del Constitucional, la que consideró inconstitucional por unanimidad la Declaración de soberanía y del derecho a decidir del pueblo de Cataluña del Parlament, el 25 de marzo de 2014.
El TC quiso poner de relieve con aquella sentencia, ha dicho el presidente saliente, que si por un lado la Constitución es un límite (y por ello salió al paso de la declaración de soberanía) "también es un marco de integración y de convivencia abierto a todos".

En este sentido, Pérez de los Cobos ha hecho una llamada "al diálogo político", una "necesidad inexcusable y urgente" que debe practicarse desde el respeto a la Constitución.

"El planteamiento de concepciones que quieran modificar el fundamento mismo del orden constitucional tiene cabida en nuestro ordenamiento" siempre que se defienda desde el respeto a la ley, ha dicho.

Precisamente, frente a los continuos desafíos de los secesionistas, el Gobierno se ha escondido tras el Alto Tribunal. También está por el diálogo, en vez de hacer frente a las afrentas con mano dura, como le reclaman desde partidos políticos como Unidos Sí y VOX y plataformas como Convivencia Cívica Catalana.

El pasado 3 de marzo ha sido la última ocasión en la que han exigido a Mariano Rajoy la inmediata intervención y el 155. Hicieron esta reivindicación en en Barcelona frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

Además, el día 6 le hicieron llegar una carta a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría. "Firmeza institucional, política y legal frente al separatismo; apoyo político y mediático a las entidades defensoras de la españolidad de Cataluña, y una entrevista" es una pequeña muestra de lo que le han reclamado. El contenido íntegro lo tiene aquí.

Cabe destacar que tras el referéndum ilegal del 9N, por el que acaban de ser inhabilitados de cargos públicos el expresident Artur Mas y las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau -a dos años, a 1 año y 9 meses, y un año y seis meses-respectivamente, el separatismo sigue adelante con otro que pretende celebrar el próximo septiembre.

Éste mismo miércoles lo ha recalcaldo el vicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras. Tras asegurar que ésta consulta ilegal "se hará", ha pedido no especular sobre la fecha y sobre si hay que avanzarlo o no, "para no contribuir a la ceremonia de la confusión". Ya, de momento, la Mesa del Parlament ha dado luz verde a la ruptura exprés.

Rajoy: "Aquí no se amenaza a nadie, se cumple la ley"

Precisamente, el desafío separatista catalán ha vuelto a centrar este miércoles la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en la que Mariano Rajoy deberá responder al portavoz del PSOE, Antonio Hernando, sobre los próximos pasos que tiene previsto dar ante la situación en Cataluña.

Hasta el cierre de ésta información, Rajoy sólo se ha pronunciado sobre la interpretación de los separatistas sobre la decisión judicial de inhabilitar a Mas y a dos exconsejeras por el 9N. "Aquí no se amenaza a nadie. Aquí se cumple la ley", ha afirmado. 

Rajoy ha salido así al paso de la reacción de los partidos separatistas a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra Mas, en su respuesta al portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, durante el debate del pleno de la cámara sobre el Consejo Europeo de la pasada semana.

En su réplica a las intervenciones de los portavoces de los grupos, se ha referido a las palabras previas de Tardá en las que le había reprochado que mientras estaba en Bruselas en esa cumbre, en España había un ataque de los jueces a los derechos a las personas, en referencia a la decisión contra Mas y dos de sus exconsejeras.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que un principio básico, fundamental e irrenunciable de la UE es el Estado de Derecho.

"En Europa, todos los ciudadanos, incluidos también los gobernantes, están sometidos a la ley, y también las personas a las que usted se refiere", ha añadido en referencia a Mas, Joana Ortega e Irene Rigau.

Tras preguntar si es que en Europa no hay que cumplir la ley o si la democracia y la ley no están indisolublemente unidas, ha instado a los independentistas: "Eso es sobre lo que tienen que reflexionar. Sin ley no hay democracia".

Llamamiento a los separatistas de una eurodiputada

Que "sin ley no hay democracia" ha recalcado también éste miércoles la eurodiputada Teresa Giménez Barbat (ALDE). La europarlamentaria ha lanzado un vídeo en el que expone a sus colegas del Parlamento Europeo que es preciso respetar las decisiones judiciales que se derivan de la citada sentencia.

Giménez Barbat fue quien llevó la cabalgata separatista al Parlamento Europeo. Mano a mano junto a Enrique Calvet libra una batalla contra el separatismo.

Leer más...

Rajoy, partidario de seguir cediendo soberanía a la UE

Rivera, adalid del globalismo, pide crear 'los Estados Unidos de Europa'

Radicales agreden a jóvenes de SCC en Barcelona al grito de 'nazis a pedazos'

Artur Mas: Si Cataluña rompiera España, no seguiría en vigor la pena impuesta

 

Publicidad
Publicidad