Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Los españoles, más ancianos

46,5 millones. Así es (y así será en el futuro) la población española

La Gaceta
0
comentarios

España pierde población desde hace cinco años en lo que ya parece haberse consolidado como corriente. ¿El principal motivo? La salida de extranjeros, que desde 2012 no ven en España ese país de oportunidades que era antaño. Y hay algunas otras conclusiones que se extraen de los datos del Padrón Continuo, que recoge desde 1998 los datos oficiales de población en España: 

Somos menos: La población española se ha vuelto a reducir por quinto año consecutivo, esta vez en 17.982 personas, con lo que, a 1 de enero de 2017, el número total de habitantes es de 46,5 millones.

2012 fue el punto de inflexión: Desde 1998 la población española aumentó ininterrumpidamente hasta 2012. El motivo principal, la llegada de extranjeros: Ese año se invirtió la tendencia y un año después, en 2013, se produjo el descenso más acusado del que haya registro: más de medio millón de extranjeros se marchó del país. Explica el INE que, desde el 2000 el aumento de la población española se debió a la inscripción de extranjeros, cuya cifra pasó de 923.879 ese año a 5,7 millones en 2011. Entonces, como consecuencia de la crisis económica que asoló España a partir de 2008, la mayoría de ellos, ante la imposibilidad de continuar trabajando optó por regresar a su país de origen o emigrar a otro lugar.

Los españoles, más ancianos: Del total de ciudadanos inscritos en España 41,9 millones tienen nacionalidad española y 4,5 son extranjeros (el 9,8 % de la población). Si hacemos una radiografía de estas cifras, podemos comprobar que la edad media de la población -42,9 años- es, en realidad, más alta entre los españoles: 43,7 años y menor entre los extranjeros: 35,8 años. De ellos, de los extranjeros, los mayores son los británicos 53,2 años; seguidos de los alemanes (49) y franceses (42,6). Los más jóvenes son los marroquíes (30,4 años), los chinos (30,8) y los pakistaníes (30,9).

Por grupos de edad, el 15,9 % de la población española es menor de 16 años, el 37,3 % tiene entre 16 y 44 años, el 28 % entre 45 y 64 y el 18,8 % tiene 65 o más años. Pero lo que llama la atención es que mientras que sólo el 35,3 % de los españoles tiene entre 16 y 44, en el caso de los extranjeros el porcentaje se eleva hasta el 56 %. Es decir: la población extranjera instalada en España es más joven que la de origen español. 

Hay más mujeres: aunque igualada, la división de la población española por sexos arroja un ligero desequilibrio: 49 % de hombres y un 51 % de mujeres.  

Los rumanos, los más numerosos: Del total de extranjeros de la UE inscritos en España (1,76 millones), los más numerosos son los rumanos (684.532), los británicos (236.669) y los italianos (189.005), mientras que entre los no comunitarios, destacan los marroquíes (747.872), los chinos (207.593) y los colombianos (145.055). Aunque a lo largo de este años ha aumentado el número de ciudadanos procedentes de Venezuela, China e Italia, la realidad es que por zonas geográficas, los extranjeros más numerosos en España son los que vienen del resto de la UE (38,8 % del total de extranjeros) y del norte de África, con un 22,8 % del total.

Andalucía, Cataluña y Madrid, a la cabeza en población: Andalucía, Cataluña y Madrid son las comunidades autónomas más pobladas. Al contrario, la Rioja, Cantabria y la Comunidad Foral de Navarra son las más despobladas. 

Baleares, Cataluña y Murcia… a la cabeza en número de extranjeros: Islas Baleares, con un (16,7 %), Cataluña (13,8 %) y Región de Murcia (13, 5%) son las comunidades con un mayor porcentaje de extranjeros entre su ciudadanía. Les sigue la ciudad autónoma de Melilla, con un 15,5 %. Al otro lado, Extremadura, con solo un 2,9 % de extranjeros; Galicia, con un 3,2% y el Principado de Asturias (3,7%).

Leer más…

La Europa que viene: baja natalidad e islamización

Publicidad
Publicidad