Diario de Información y Análisis de Intereconomía
MADRES DE ALQUILER E IDEOLOGÍA DE GÉNERO

El PP, a la izquierda del PSOE, asume las tesis más progresistas

PP y Ciudadanos pretenden copiar el modelo legal de países como Estados Unidos y Gran Bretaña en materia de vientres de alquiler, unas leyes que hasta la progresista Suecia ha descartado.

Juan E. Pflüger
0
comentarios

El PP abandonó cualquier atisbo de respeto al ideario que dice profesar, en el que se define como un partido inspirado en el humanismo cristiano, cuando abandonó la causa de defensa de la vida aplicando una insignificante reforma a la Ley del Aborto promulgada por la ministra Bibiana Aído. El ideario de inspiración cristiana está ya tan lejos de esta formación política que no es accesible desde su página web corporativa, donde sí se podía consultar hace unas semanas. Tras esa traición a su filosofía, pero también a su programa electoral, no era de extrañar que la nueva directiva encaminase a los populares hacia postulados más progresistas de los que había ocupado.

Sólo es una muestra más de ese complejo que le lleva desde hace años a la búsqueda del centro político. Y parece que de tanto buscarlo se ha pasado de frenada y se encuentra en la izquierda extrema en materias como el vientre de alquiler o la denominada Ley de Igualdad de Trato.

La legislación que pretenden aprobar los responsables políticos del PP le sitúan muy por delante de los países considerados como los más progres de Europa en un quiebro ridículo que le lleva a intentar aprobar leyes que rechazan formaciones como el PSOE o Podemos. Estos dos partidos rechazan los vientres de alquiler, en sus modalidades de pago y altruista, porque consideran que mercantiliza el cuerpo de la mujer. Lamentable nuevamente la postura de la izquierda española que antepone lo que consideran derechos de la mujer por delante de los del niño, el sujeto más débil de esta ecuación. Un niño al que, según PSOE y Podemos, se puede matar, pero no se puede vender.

La deriva moral que el PP asume con esta nueva iniciativa legal sitúa la vida humana en un estadio similar al de la esclavitud. Así lo aseguran en Gran Bretaña los detractores de la medida que se aprobó en aquel país hace unos meses. Estos mismos sectores sociales y académicos consideran que la aprobación de una Ley que legaliza los vientres de alquiler permite la creación de bebés hechos a la medida de los deseos y caprichos del mundo rico y convierte a los Estados que la aprueban en “acaparadores de niños” en países potencialmente receptores de la demanda como son India y Nepal, donde la legislación permite la compra de vientres.

Leer más...

Una Ley que 'explota a la mujer y mercantiliza la vida'

Publicidad
Publicidad