Diario de Información y Análisis de Intereconomía
'Toda la Ley Cifuentes es un despropósito'

Podemos, contra una escritora por advertir sobre el adoctrinamiento LGTB

La Gaceta
0
comentarios

El grupo municipal 'San Fernando Sí Se Puede' insta a que se reconozca públicamente que la autora del libro ‘Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres’ hace “apología del machismo y la lgtbifobia, incitando al odio y vulnerando los derechos fundamentales de mujeres y personas LGBTI”.

Podemos y asociaciones y plataformas feministas han iniciado una campaña persecutoria contra Alicia Rubio, vicesecretaria de movilización de VOX, a raíz de la publicación de su libro ‘Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres’, publicación que desmonta la ideología de género desde el punto de vista académico y científico. 

El último episodio vivido por Alicia Rubio ha sido en San Fernando (Cádiz) tras la presentación de su libro en el Centro de Congresos de la localidad gaditana. Este jueves, Ernesto Díaz, portavoz del grupo municipal San Fernando Sí Se Puede y secretario general de Podemos de dicha localidad, ha presentado una moción en el ayuntamiento para que se reconozca públicamente en el pleno que el libro de Alicia Rubio hace “apología del machismo y la lgtbifobia, incitando al odio y vulnerando los derechos fundamentales de mujeres y personas LGBTI”. Unas descalificaciones que la autora afirma que "son gravísimas" y que solo demuestra "que Podemos es un grupo totalitario que impide la libertad de expresión y opinión como han hecho los regímenes de más triste recuerdo".



La vicesecretaria de VOX también advierte que si esto sucede es "porque el PP protege este movimiento" con leyes influidas por el lobby de la ideología de género: "Estas persecuciones del pensamiento libre pueden funcionar gracias a las leyes que ha promovido el PP (“Ley Cifuentes”, entre otras) en el que se instaura un presunto "delito de homofobia" sin presunción de inocencia, ya que se invierte la carga de la prueba: el acusado ha de demostrar su inocencia frente a una acusación sin pruebas ya que la culpabilidad del heterosexual está asumida a priori". Y concluye "la persecución matonil del disidente proviene de Podemos, pero el caldo de cultivo que la va a hacer eficaz proviene del PP y de otros partidos que han colaborado en la indefensión jurídica".

La autora se defiende señalando que ni en San Fernando, ni los vetos anteriores a la presentación, ni los posteriores, cuentan con un solo dato de tales "delitos" ya que los acusadores, "no se han leído el libro y carecen de un solo argumento".

Alicia Rubio añade la "sorprendente negativa a ceder salones de uso público -donde, por ejemplo, algunos terroristas han dado charlas- para dar a conocer las investigaciones sobre las leyes de género, sus intenciones y sus consecuencias".

Rocio Monasterio, presidenta de VOX Madrid, ha apoyado a Alicia Rubio afirmando que "desde VOX defendemos a Alicia, la libertad de expresión y denunciamos la persecución y la indefensión jurídica de unas leyes anticonstitucionales, emitidas por organismos públicos sin capacidad para hacerlo. Por todo ello, exigimos su inmediata derogación". 

'Es una dictadura encubierta'

En declaraciones a La Gaceta, Alicia Rubio ha lamentado que "no se puede decir lo contrario a lo que ellos piensan que es correcto". La autora del libro "Cuando nos prohibieron ser mujeres... y os persiguieron por ser hombres" ha denunciado que se trata de "una dictadura encubierta" que califica cualquier discernimiento a su doctrina de "machista y homófobo" antes de "leer o informarse".

Asimismo, Alicia ha recordado la ausencia de presunción de inocencia. "Ahora tengo que demostrar que mi libro y el acto en el que lo presenté no dije nada que pudiera ser -según considere el lobby LGTB- homófobo o machista".

'Toda la Ley Cifuentes es un despropósito'

En una entrevista concedida a La Gaceta, Alicia Rubio señaló que la Ley Cifuentes es "es un despropósito que se fundamenta en una presunta discriminación de un colectivo (perfectamente amparado por las legislaciones como el resto de la ciudadanía) que faculta para “discriminarlo positivamente”, lo que implica en la práctica generar un grupo privilegiado y “discriminar negativamente” al resto.

"Para conseguir la percepción social de maltrato y discriminación se necesita la manipulación de estadísticas y encuestas creando una 'alarma social' que justifique la ley: la forma de conseguirlo es, como establece la 'Ley Cifuentes', entregar todo estudio y estadística sobre el maltrato a las personas LGBTI, a los lobbies homosexualistas, parte interesada que con la demostración de ese maltrato van a obtener cuantiosísimos fondos", sentenció.

Leer más...

La Plataforma que nació para luchar contra la censura LGTB

Cifuentes multa al director del colegio católico Juan Pablo II 

Así ha sido la persecución al colegio Juan Pablo II

Publicidad
Publicidad