Diario de Información y Análisis de Intereconomía
se aferran a la versión de la herencia

Jordi Pujol y su esposa abandonan la AN sin medidas cautelares

El expresident catalán dice que en su momento no hizo pública la herencia porque era la época del franquismo y después se metió en política y no vio el momento de hacerlo.

0
comentarios

 

El expresidente catalán Jordi Pujol y su esposa Marta Ferrusola han llegado pasadas las 9.45 horas a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez José de la Mata por un delito de blanqueo en relación a la fortuna que el clan familiar acumulaba en cuentas de Andorra. Tras varias horas declarando, el matrimonio ha salido de la AN sin ninguna medida cautelar.

Pujol, que está declarando en español tras declinar el ofrecimiento del juez de hacerlo con un intérprete de catalán, está manteniendo su versión de que el dinero que atesoraba en cuentas de Andorra procedía de una herencia de su padre Florenci, según han informado fuentes presentes en la declaración.

El expresidente, que lleva declarando ante el juez más de hora y media, ha abundado en la versión de la herencia señalando que en su momento no lo hizo público porque era la época del franquismo y después se metió en política y no vio el momento de hacerlo.

Respecto a la cuenta de Andorra que abrió su hijo mayor Jordi Pujol Ferrusola y en la que años después se formalizó un documento atribuyéndose al expresidente la titularidad de la misma, ha explicado que fue una estrategia que usó su primogénito cuando se estaba separando de su exmujer, Mercé Gironés, para evitar que le reclamara ese dinero, y el accedió a hacerle a su hijo ese favor.

También ha asegurado que salvo en ese caso siempre se ha mantenido al margen de los negocios de su hijo mayor.

Por su parte, el juez cree que los Pujol "han venido orquestando durante años una estrategia compartida y coordinada para desarrollar distintos negocios económicos, generar réditos, ocultarlos, y distribuirlos entre todos de acuerdo con criterios establecidos para conseguir el lavado de los activos conseguidos".

A su juicio, el clan familiar actuaba como una organización para ocultar su fortuna y que existía "un acuerdo entre las partes para atribuir a Jordi Pujol Ferrusola el rol de gestor y distribuidor de los recursos entre los hermanos y su madre".

Estos fondos se recibían en muchos casos en efectivo (dotándoles así de un primer nivel de opacidad) en cuentas abiertas en una jurisdicción extranjera, cuya existencia se ha negado reiteradamente y se ha tratado de mantener oculta, destacaba De la Mata.

Todas estas conclusiones las extrajo tras conocer el resultado de la comisión rogatoria cursada a Andorra en el marco de la investigación al primogénito y en la que el pasado noviembre De la Mata imputó también a sus hermanos Pere y Josep Pujol.

El principal motivo por el que ha citado al matrimonio es que el comunicado público que hizo el expresidente catalán en julio de 2014, asegurando que su fortuna en Andorra respondía a una herencia de su padre, Florenci Pujol, "no se compadece con los datos ahora acreditados", por lo que calificó esa versión de "mero relato".

De la Mata recuerda que en una de las cuentas de Andorra, la 63810 en la Banca Reig, que abrió Jordi Pujol Ferrusola en 2000 con un ingreso de 307.000.000 pesetas y que fue vaciada en diciembre de 2010 sacando en efectivo 1,14 millones de euros, consta un documento en el que Jordi Pujol Ferrusola explica que el verdadero titular de esos fondos es su padre.

"Dicho patrimonio no consta que se justifique con los ingresos ordinarios que hubiere obtenido por razón del cargo público que ostentó durante 23 años, presidente de la Generalitat de Cataluña", afirma el juez, al señalar que consta otro documento manuscrito por el expresidente catalán, de mayo de 2001, en el que afirma ser el propietario de esa cuenta y declara que, en caso de defunción, todo lo que tenga en ella se pase a su mujer.

Leer más...

Un empresario admite que pagó 400.000 euros a Jordi Pujol Ferrusola

Y los Pujol, ¿qué?

Publicidad
Publicidad