Diario de Información y Análisis de Intereconomía
LA FEDERACIÓN DE MUJERES PROGRESISTAS

‘Vamos a quemar la Conferencia Episcopal’

Enraizados teme que la ola de cristianofobia que hay en España se transforme en violencia física.

Rosalina Moreno
0
comentarios

“Si el Papa estuviera embarazado el aborto sería sagrado” o “sacar vuestros rosarios de nuestros ovarios” o “vamos a quemar la conferencia episcopal por machista y patriarcal” son algunos de los lemas que el pasado 29 de marzo se corearon en la manifestación organizada por la Federación de Mujeres Progresistas en Alcalá de Henares (Madrid), según informa a GACETA.ES María Isabel Moreno, portavoz de la asociación civil Enraizados.

“Por incitación al odio y la violencia a causa de las creencias religiosas, delito de amenazas, delito de injurias, delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas”,  esta asociación, que tiene como “fines defender y difundir la herencia del Cristianismo y hacer presente la fe en la vida pública”, ha presentado una denuncia ante el Ministerio Fiscal contra la Federación de Mujeres Progresistas.

Moreno explica que la protesta tuvo lugar a las 12 de la mañana entre la Plaza de los Santos Niños y el Palacio Episcopal de Alcalá de Henares, municipio donde oficia el obispo valenciano Juan Antonio Reig Pla, “quien ha mantenido muy clara su postura en la defensa de la vida, y declara y aclara que el aborto es el asesinato a un niño que aún está en el vientre”.

Destaca que “el número de agresiones hacia los católicos en los países europeos se ha incrementado desde 2011” y que “en los últimos meses, se están viviendo en España auténticos casos de cristianofobia”. “No queremos que en nuestro país la situación llegue a que tenga que haber violencia física contra un grupo por sus creencias religiosas”, lamenta.

“Constantemente vejados y humillados”

El presidente de Enraizados, José Castro Velarde, afirma en un comunicado que su asociación se ha visto “obligada a denunciar públicamente tales ataques realizados contra la Iglesia católica, en un contexto social de intolerancia con esta religión en el que se está constantemente vejando y humillando todo aquello representativo de la misma por algunos colectivos”.

Subraya que “realizan estos insultos en público y con intención de difusión”, y advierte de que “el no frenar estos actos que inciten a la violencia a tiempo tiende a derivar en ataques reales sin ningún respeto a la autoridad, como los que se han visto recientemente”.

Velarde recuerda también que “esta actitud delictiva contra los sentimientos religiosos ha sido una acción con antecedentes”, y que estos mismos gritos han sido proferidos en varias manifestaciones en Valladolid y en Santiago de Compostela, los días 27 y 28 de septiembre de 2013, y días más tarde se colocó una bomba en la Catedral de Zaragoza”. “Son actitudes violentas, radicales y fanáticas a las que es necesario poner freno inmediatamente”, exige.

El pasado febrero Enraizados también pidió al Fiscal General del Estado que actuase contra Femen, tras el último ataque al cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid. En noviembre de 2013 ya había denunciado a ese colectivo feminista “por impedir el derecho a manifestarse en un acto en el que además cometieron el delito de exhibicionismo contra menores y agredieron a una manifestante próvida”.

Publicidad
Publicidad