Diario de Información y Análisis de Intereconomía
IRRESPONSABILIDAD DE LA UE

La realidad de los campos de refugiados franceses: violaciones y palizas a niños y mujeres

Arturo García
0
comentarios

La Europa de Angela Merkel y François Hollande permitió la llegada de miles de migrantes sin control. Ahora, mientras defienden su permanencia, los abandonan en campos de refugiados donde la ley del más fuerte y las mafias han tomado el control.

La transformación que ha sufrido Francia en los últimos años es notable, pero el proceso de cambio viene de atrás. Los sucesivos Gobiernos han permitido la difusión del islam más radical por todo el país gracias a la financiación de la dictadura de Arabia Saudí y François Hollande apoyó a la canciller alemana, Angela Merkel, en su política del 'Welcome Refugees' cuando la situación ya se estaba volviendo incontrolable. ¿El resultado? Graves incidentes en las principales ciudades, campos de refugiados completamente fuera de control y una oleada de delitos sexuales.

La situación en el campo de Dunkerque -escenario de una de las batallas más célebres de la Segunda Guerra Mundial- refleja a la perfección el momento por el que atraviesa la UE. A Merkel sólo le quedaba Hollande como gran valedor pero, con las elecciones presidenciales a la vuelta de la esquina, la posible llegada de Marine Le Pen al Elíseo cambiará las relaciones francesas con Bruselas. Tras desalojar 'La Jungla' de Calais, las autoridades francesas trazaron un plan para realojar a los migrantes en diferentes centros repartidos por todo el país, pero el plan no ha funcionado del todo. De hecho, esta misma semana el Gobierno belga informaba de que se habían llevado a cabo más de 1.800 interceptaciones en la frontera.

El campo de Dunkerque, con capacidad para más de 2.000 migrantes, se encuentra completamente tomado por las mafias y los casos de abusos sexuales se han convertido en tónica habitual, especialmente a mujeres y menores de edad. Los traficantes disponen de las mejores parcelas, ropa de abrigo y comida que ofrecen a los recién llegados a cambio de relaciones sexuales.

"Los asaltos sexuales, la violencia y las violaciones en grupo son prácticas comunes. Las mafias han tomado los campos y las autoridades no hacen nada", explica un voluntario que trabaja en la zona y que hace unas semanas fue agredido por un hombre: "Un inmigrante se abalanzó sobre una chica de apenas doce años y, al tratar de evitarlo, después la tomó conmigo".

Hollande permanece por el momento impasible ante la situación. Durante los últimos meses de su mandato, el presidente francés no ha tomado medidas de entidad para poner fin a estos hechos y su plan de construcción de centros de refugiados permanece paralizado. Mientras tanto, en las afueras de París y en la periferia de las principales ciudades los incidentes y choques culturales se suceden.

El plan de Le Pen

La candidata del Frente Nacional ha sido la única política francesa que se ha posicionado contra las políticas de acogida masiva. Marine Le Pen ha destapado las fallas del sistema comunitario y ha denunciado la irresponsabilidad de los líderes de Bruselas durante la crisis de refugiados. "Comenzaron a llamar a todos lo inmigrantes ilegales refugiados y abrieron las fronteras sin control alguno", ha denunciado Le Pen, que ha recordado los "miles de incidentes" que se han producido en las principales ciudades europeas.

En un programa de ocho puntos, la formación propuso las siguientes medidas:

1.- Solicitud de disolución de la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF) -rama de los 'Hermanos Musulmanes'-, relacionada con el islam radical y que dirige numerosas mezquitas y asociaciones en Francia.

2.- Suspensión inmediata del “espacio Schengen”, como etapa previa antes de la denuncia de tales acuerdos. Justifican esta medida porque consideran que el restablecimiento de las fronteras es una condición necesaria para la aplicación efectiva de las expulsiones del territorio, las prohibiciones de residir en la zona así como la lucha contra la inmigración clandestina o el tráfico de armas.

3.- Formación de una comisión de investigación parlamentaria para asegurar el cierre de las mezquitas radicales y de las asociaciones integristas.

4.- Constitución de una comisión de investigaciones sobre la financiación del islam en Francia y del culto musulmán a fin de tener una mejor visibilidad sobre la influencia de las financiaciones extranjeras procedentes de países vectores de un islam integrista y promotores del terrorismo islamista en el mundo.

5.- Propuesta de Ley para pedir la expulsión inmediata de los extranjeros condenados por crímenes y por algunos delitos graves. Consideran que los inmigrantes que ataquen Francia no pueden permanecer sobre el territorio beneficiándose de la hospitalidad y de la generosidad francesa.

6.- Proposición de Ley para reformar el derecho de asilo, al que consideran una nueva ruta de inmigración clandestina y una vía de infiltración de los terroristas.

7.- Propuesta de Ley sobre la supresión del derecho del suelo y detener la reagrupación familiar.

8.- Propuesta de Ley para ampliar los casos de pérdida de la nacionalidad para los radicalizados que posean doble nacionalidad, así como para los naturalizados condenados por crímenes o delitos graves.

Las zonas prohibidas a las mujeres

Restricciones en la vestimenta, discriminación de la mujer y lugares sólo para hombres. Puede parecer que hablamos de alguna ciudad perdida al oeste de Mosul, pero es la realidad que se vive en muchos barrios periféricos de París, donde grupos de musulmanes radicales han tomado las calles y "recomiendan" a los vecinos que ciertas prácticas no son "nada aconsejables". Hace unos meses, un reportaje denunciaba la situación en estas zonas y señalaba la connivencia de las autoridades galas, que han abandonado el territorio a su suerte, al igual que ocurre en Reino Unido o Alemania.

En las cafeterías y las calles de estos barrios hay un aspecto común que se repite: las mujeres desaparecen. Dos activistas de la llamada Brigada de las Madres denunciaron los hechos y mostraron la reacción de los musulmanes gracias a una grabación con cámara oculta.

Cuando Madia y Aziza acceden al establecimiento, los hombres se sorprenden. Las mujeres tienen prohibido "de facto" entrar en estos negocios y su presencia incomoda a muchos musulmanes que admitían sin ambages que "no deberían estar aquí".

Leer más...

Le Pen desmonta en un vídeo el discurso comunitario y globalista de Bruselas

Esconder los delitos de los refugiados para luchar contra la 'xenofobia'

Un duro vídeo denuncia la 'realidad' de la crisis de refugiados

Publicidad
Publicidad