Diario de Información y Análisis de Intereconomía

Renault Mégane Sport Tourer, familia a la española

La marca francesa lanza la cuarta generación de Mégane Sport Tourer, un familiar cargado de tecnología y con el enfoque hacia el placer de conducción. Se fabrica casi íntegramente en España.

0
comentarios

Fabricado en la Factoría de Palencia, de donde ya han salido más de 4 millones de unidades de esta gama de referencia en el mercado español, el nuevo Mégane Sport Tourer es un vehículo concebido desde el inicio como un vehículo diferente y con personalidad propia, y se caracteriza por su elegancia, dinamismo y funcionalidad.

A su fabricación en la factoría castellano y leonesa, hay que añadir un fuerte componente nacional adicional, ya que la mayor parte de sus motores y cajas de velocidades también se realizan en otras plantas españolas, situadas en Valladolid y Sevilla, respectivamente. Se trata pues de un auténtico “made in Spain”. Es un break que incluye todas las prestaciones, tecnologías y motorizaciones del Nuevo Mégane berlina.

El nuevo modelo de la marca francesa es un break que aúna dinamismo y elegancia. Es el vehículo más bajo y con las vías más anchas de su categoría, lo que le aporta aplomo en carretera. En la parte delantera, la firma luminosa en forma de C está dotada de la tecnología LED con guía de luz con efecto 3D. En las versiones superiores, dispone de faros «full LED» con función automática de conmutación carretera/ciudad (tecnología LED Pure Vision). En la parte trasera, las luces ofrecen un efecto 3D con la tecnología Edge Light.

Megane_Sport_Tourer_doble

El nuevo Mégane Sport Tourer propone un novedoso ambiente de cockpit alrededor del conductor, con una mejor ergonomía del puesto de conducción con respecto a su antecesor. Todas las prestaciones tecnológicas (Head-up Display en color, cuadro de instrumentos con pantalla TFT 7 pulgadas en color reconfigurable, tablet multimedia vertical de 8,7 pulgadas R-LINK 2) están posicionadas de forma ergonómica para facilitar el uso diario. Además, cuenta con un maletero fácil de configurar , con un volumen de 521 dm3 VDA (580 litros), equivalente al de su predecesor. El maletero es práctico, modulable y muy sencillo de utilizar, para facilitar el día.

En las versiones superiores, Nuevo Mégane Sport Tourer propone R-LINK 2 y su pantalla vertical táctil de 8,7 pulgadas (22 cm). Es único en el segmento y está dotado de una pantalla capacitiva que ofrece una sensación táctil similar a la de un smartphone o de una tablet. La tablet multimedia R-LINK 2 está también disponible en formato 7 pulgadas (18 cm) horizontal. Una oferta permite beneficiarse de un año de TomTom Traffic gratuito, de un catálogo de aplicaciones relacionadas con la conducción (Guía Michelin, Coyote y otras muchas según el país), además de la cartografía Europa actualizada (según el país).

Además, cuenta con Multi-Sense, una tecnología que permite personalizar la experiencia de conducción al actuar, según se desee, sobre la firmeza de la dirección, la respuesta del pedal del acelerador y en la del motor, el tiempo del cambio de marchas con una caja de velocidades automática EDC, el sistema de cuatro ruedas directrices 4CONTROL (versión GT), el ambiente luminoso del habitáculo, o la función de masaje del asiento del conductor.

Para una conducción tranquila, el Head-up Display o sistema de proyección en el parabrisas en color (retráctil) mejora la seguridad y el confort del conductor. Ofrece gran legibilidad y facilidad de uso de las ayudas a la conducción (ADAS). Sin apartar la vista de la carretera, la pantalla muestra informaciones útiles: velocidad instantánea, navegación guiada y ayudas a la conducción.

El nuevo Mégane Sport Tourer es un vehículo polivalente y familiar que ofrece un confort dinámico muy homogéneo. A la intensa labor en torno a la suspensión y al confort acústico se une a la calidad de su comportamiento en carretera y una oferta de motores que cubren todas las necesidades. La configuración motor/caja da prioridad al placer a diario con un escalonamiento corto de la caja de velocidades.

Propone cinco motorizaciones diésel, incluida una oferta diésel eléctrica Hybrid Assist, y tres motorizaciones gasolina (consumos y emisiones homologados según la reglamentación aplicable):

MOTORES DIÉSEL

MOTORES DE GASOLINA

Energy dCi 90, caja manual de 6 velocidades

Energy TCe 100, caja manual de 6 velocidades

Energy dCi 110, caja manual de 6 velocidades

Energy TCe 130, caja manual de 6 velocidades

dCi 110 Hybrid Assist, caja manual de 6 velocidades

Energy TCe 130, caja automática de doble embrague EDC y 7 velocidades

Energy dCi 110, caja automática de doble embrague EDC y 6 velocidades

Energy dCi 130, caja manual de 6 velocidades

Es el primer break del segmento C en beneficiarse de la tecnología 4Control, lo que aporta dinamismo y precisión en las curvas. El pilotaje es más preciso y sereno y aporta un placer de conducción auténtico, independientemente del modo seleccionado. Por su reactividad inmediata en situaciones de emergencia, las cuatro ruedas directrices proporcionan tranquilidad. Además, el sistema ofrece estabilidad a alta velocidad y manejabilidad para las maniobras a baja velocidad, con notable agilidad en medio urbano tratándose de un break. Cien veces por segundo, el 4Control calcula y ajusta el ángulo de dirección de las ruedas traseras para garantizar una estabilidad óptima. Dispone de cuatro modos de conducción que permiten responder a las expectativas de los distintos conductores: Sport, Neutro, Confort y Personalizado.

Megane_Sport_Tourer_traseroo

El modo Sport permite acceder a toda la deportividad y el botón R.S. El modo Neutro, que se propone por defecto al arrancar, ofrece la mejor combinación entre deportividad y confort a diario. El modo Confort permite optimizar el consumo mediante la tipificación económica de algunas funciones, y el modo Personalizado permite al conductor configurar y ajustar el vehículo de acuerdo con sus deseos.

El Launch Control se inspira en los sistemas de salida en parado automática que Renault utiliza en las parrillas de salida. Con el «Launch Control», el nuevo Mégane Sport Tourer GT es capaz de gestionar por completo las salidas desde parado. La inteligencia de la electrónica garantiza la activación más rápida posible, de manera completamente segura. Ofrece así la máxima aceleración posible desde la línea de salida y alcanza el 0 a 100 km/h en 7’’4. El modo de funcionamiento es sencillo: con el pie izquierdo en el freno, una presión prolongado y simultánea en las dos palancas detrás del volante activa el Launch Control, lo que el mensaje «Launch Control On» que aparece en el cuadro de instrumentos viene a confirmar Con el pie derecho pisando el pedal del acelerador, el coche despega al soltar el pedal de freno. Para proteger la mecánica, el Launch Control siempre está bajo vigilancia electrónica, que puede impedir temporalmente su activación.

Publicidad
Publicidad