Diario de Información y Análisis de Intereconomía

Salud, industria y sostenibilidad, ejes de la primera edición de ComFuturo

0
comentarios
Madrid, 12 nov.- Detectar el cáncer de mama con un análisis de sangre, almacenar la energía con mayor eficiencia, optimizar la desinfección de aguas, reducir el CO2 del transporte marítimo o conservar la riqueza del patrimonio cultural son algunos de los 14 proyectos de investigación de la I edición del Programa ComFuturo.

El objetivo de esta iniciativa público-privada promovida por la Fundación General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es retener el talento de jóvenes investigadores altamente cualificados y emplearlos en proyectos que atiendan las demandas de la sociedad.

Las becas tendrán una duración de tres años, aunque podrán renovarse dos años más, y consistirán en un contrato laboral con un salario bruto anual de 31.600 euros y una ayuda extraordinaria de 10.000 euros (5.000 sufragados por el CSIC) para los gastos asociados al desarrollo del proyecto (material, provisión de servicios, etc).

Los proyectos se llevarán a cabo en centros de investigación del CSIC pero estarán financiados por el Banco Santander, a través de Santander Universidades, Aqualogy, BASF, Fundación Jesús Serra, Gas Natural Fenosa, Hotel Aguas de Ibiza, Iberdrola y Lilly.

Estas empresas financiarán los contratos laborales de los jóvenes científicos, que costará 150.000 euros cada uno (un 72 % estará destinado al salario, un 24 % a los gastos asociados al proyecto y un 4 % a los gastos de gestión de cada uno de los contratos).

Los catorce investigadores elegidos -seleccionados de entre casi 300 aspirantes- tendrán la responsabilidad de intentar "dar respuestas innovadoras a retos sociales y demandas científicas", ha destacado el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, en el acto de presentación de los becarios.

El director general de la Fundación CSIC, Miguel García Guerrero, ha reconocido que ha sido difícil encontrar empresas dispuestas a financiar proyectos de investigación porque "no hay mucha tradición de mecenazgo en nuestro país", pese a que con iniciativas como ésta "al final ganamos todos: la ciencia, la sociedad y la empresa".

Cuatro de los proyectos escogidos van dirigidos a la salud y pretenden facilitar la detección precoz en sangre del cáncer de mama, nuevas estrategias terapéuticas para tratar enfermedades inflamatorias crónicas, la creación de prótesis de piel electrónica -con mayor o igual nivel de percepción sensorial que la humana-, o la desinfección de aguas.

Otros tres investigadores se dedicarán a temas relacionados con la sostenibilidad: uno a paliar el deterioro medioambiental y frenar el cambio climático mediante la reducción de CO2 procedente del transporte marítimo, otro para la generación de combustibles limpios con energía solar, y uno para lograr el almacenamiento eficiente de la energía.

Tres investigaciones pretenden impulsar algunos de los sectores en los que España es líder mundial: la conservación del patrimonio cultural, mantener la calidad de los aceites y aumentar el rendimiento del cultivo de la fresa.

Los últimos cuatro proyectos aspiran a contribuir el avance tecnológico de industrias muy relacionadas con la investigación como el procesamiento de imagen en criomicroscopía electrónica, con aplicación en la industria farmacéutica; nuevas ADN polimerasas de fusión con aplicaciones biotecnológicas útiles para la medicina forense y la medicina personalizada; el desarrollo de sensores de alta precisión para control térmico en misiones espaciales, y el desarrollo de nuevas tecnologías cuánticas de computación. EFE
Publicidad
Publicidad

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.