Diario de Información y Análisis de Intereconomía
Ataque a la libertad de conciencia

La SER señala a un sacerdote por explicar el Magisterio de la Iglesia

"Me duele porque me importa la gente" ha señalado a Gaceta.es el párroco de la iglesia de San Bartolomé (Albacete), quien se ha visto obligado a retirar un cartel que había colocado en el templo, donde se mostraban los pecados mortales que decreta la Doctrina de la Iglesia.

A. Martínez-Bordiú
0
comentarios

El párroco de la iglesia de San Bartolomé de Viveros (Albacete) se ha visto obligado a retirar un cartel que había colocado en la fachada del templo donde se podía leer "algunos pecados que son mortales y nos quitan el derecho a comulgar". 

El letrero no hacía otra cosa que enumerar los pecados mortales que decreta la Doctrina de la Iglesia Católica, con el fin de recordar los fieles la importancia de la confesión.

Sin embargo, a pesar de que el párroco se limitaba a enseñar el Magisterio de la Iglesia, la cadena SER ha comenzado una campaña en contra del sacerdote en una pretensión de restringir la libertad de conciencia.

captura-de-pantalla-de-2016-11-03-19-21-29

'Donde manda capitán no manda marinero'

En declaraciones a Gaceta.es, el párroco de la iglesia -quien no ha querido revelar su identidad- ha asegurado que "se ha armado un escándalo por animar a que la gente se confiese". Afirma que la SER ha comenzado la campaña contra el cartel, "que no dice nada que no sea bueno ni nada que no sea verdad".

El párroco de Albacete cuenta a este medio que algunos vecinos han dicho que "eso son cosas de otro tiempo", sin embargo, el sacerdote explica que es lo que dice la Doctrina de la Iglesia, algo que "se puede rechazar pero no se puede discutir".

Asimismo, ha lamentado que "donde manda capitán no manda marinero" y que se ha visto obligado a retirar el letrero "por el bien de la paz".

"Me duele porque me importa la gente y hacen que parezca el enemigo, pero el problema lo tienen con Dios. Quería hacer algo para abrir la conciencia de las personas y hacer algo para que se salven", continúa el párroco.

"¿Por qué cualquiera puede decir lo que quiera con libertad de expresión y yo no?", concluye el sacerdote.

Leer más...

Hillary Clinton declara la guerra a la religión

Wikileaks revela la intención de Clinton de terminar con la libertad de conciencia 

Un sacerdote de Vigo sufre un derrame cerebral tras recibir una paliza

Publicidad
Publicidad