Diario de Información y Análisis de Intereconomía
'y lo van a pagar los mexicanos'

'Será un muro, no una valla, y empezaremos a levantarlo ya'

Carlos Esteban
0
comentarios

Han perdido quienes esperaban y decían en su momento que las promesas más ‘coloridas’ de Trump eran solo propaganda para movilizar al elector ingenuo.

Si la primera rueda de prensa de un presidente electo de Estados Unidos tiene siempre un enorme interés, en este caso era doble al tratarse de un candidato por el que los medios no daban un centavo y que ha triunfado con la oposición de todos los poderes fácticos, y triple por la particular guerra a muerte que mantiene el candidato con la prensa, especialmente tras las irresponsables ‘revelaciones’ pergeñadas por Buzzfeed y repetidas por muchos grandes, entre otros el británico Financial Times o la propia CNN.

“Vais a ganar tanto que os vais a cansar de ganar”, dijo Trump en repetidas ocasiones durante la campaña electoral y parece estar cumpliéndolo a rajatabla, porque la lucha por la Casa Blanca, como hemos informado puntualmente en LA GACETA, no acabó en noviembre. No ha habido triquiñuela que no hayan intentado sus enemigos para impedir que Trump tome posesión dentro de nueve días, desde el recuento a acusaciones de amaño electoral a peticiones a los electores para que no le nominen, todo en vano.

Y la última, la rocambolesca historia de los rusos chantajeándole desde hace cinco años –noticia que, de confirmarse, hubiera ganado al servicio de inteligencia ruso fama de adivino-, es solo la más sucia, vil y absurda. La ha ganado, y la prensa, al menos cierta prensa, la ha perdido. También su archienemigo en el Partido Republicano, John McCain, que ha reconocido haber sido el responsable de la filtración.

Sí, ha confirmado: construirá el muro. No una valla, ha especificado, sino un muro que empezará a levantarse en cuanto ponga un pie en la Casa Blanca. Y, sí, lo pagará México, aunque no inmediatamente.

Sí, desmantelará el ‘Obamacare’. En la prensa se llegó a informar de que en esto se había estado desdiciendo, que era imposible dar marcha atrás al sistema sanitario híbrido diseñado por su predecesor. Pero hoy lo ha dejado claro, añadiendo que los americanos se lo agradecerán, porque el sistema era (es) un desastre.

No, no tiene contactos secretos con Putin. Lo del ‘hackeo’ era una filfa infame, aunque admite que tanto Rusia como China están constantemente tratando de penetrar en las redes protegidas de la Administración norteamericana y ha prometido tomar medidas para acabar con ese estado de cosas.

Por lo demás, es sorprendente que los mismos que crucificaron a Mitt Romney por querer resucitar la Guerra Fría y se han pasado décadas burlándose de la rusofobia republicana encuentren reprochable que un presidente americano quiera llevarse bien con su homólogo ruso. En la rueda de prensa aseguró que Rusia y el resto del mundo les iba a respetar más con él al frente de lo que lo habían sido hasta ahora.

En cuanto a sus intereses empresariales, ha anunciado que lo dejará todo en manos de sus hijos. No habrá, pues, fideicomiso ciego, una de las posibilidades que se barajaban y que, dada la complejidad del imperio empresarial Trump, resultaba poco viable.

Y no, no va a dejar que la prensa que ha usado todos los trucos del libro para impedir su ascenso se vaya de rositas. Como sucedió en la reunión con la prensa en la Torre Trump poco después de su victoria, la tomó especialmente con la CNN, a cuyo periodista negó la palabra tras acusar a la cadena de ser ‘noticias falsas’, ‘fake news’, el término de moda de las últimas semanas.

Ya dejó claro a lo largo de la campaña y en este periodo de presidente electo que no va a permanecer callado ante los ataques de la prensa sino que va a responder con su característico estilo directo y un tanto barriobajero, como cuando recientemente respondió en Twitter  a la ofensiva de Meryl Streep durante la entrega de los Globos de Oro calificándola como “la actriz más sobrevalorada de Hollywood”.

Leer más...

'Voy a ser el mayor productor de empleo que Dios ha creado'

El presidente de EEUU se confirma como azote de la prensa globalista

Trump reconoce el hackeo ruso pero se compromete a mejorar las relaciones

Publicidad
Publicidad