Diario de Información y Análisis de Intereconomía
NUEVO SEISMO POLÍTICO

La socialdemocracia se hunde en Europa

El PSOE no ha hecho más que seguir con la tendencia instaurada en Europa. El PASOK heleno, el SPÖ austriaco y el SPD alemán son sólo algunos de los partidos socialdemócratas que han sufrido en los últimos años una caída sin precedentes. 

Fátima García Manzano
0
comentarios

No corren buenos tiempos para el PSOE. Los últimos resultados electorales así como la división existente en el seno del partido han provocado que la imagen de la histórica formación haya quedado hecha cenizas. 

La dimisión del que ya es el exsecretario general, Pedro Sánchez, así como los continuos enfrentamientos entre aquellos que continúan defendiendo el 'no a Rajoy' y los que ya abren la puerta a la abstención han provocado una caída sin precedentes en las encuestas publicadas a lo largo de esta semana. Tanto es así, que las principales cabeceras han vuelto a pronunciar la palabra 'sorpasso' en el caso de que se celebraran nuevas elecciones en España el próximo 18 de diciembre. (Link: )

Sin embargo esta caída, no sólo en las encuestas sino también en las citas con las urnas, no sólo la ha sufrido el PSOE. La socialdemocracia está de capa caída en Europa. Así lo reflejaron las últimas elecciones europeas en las que los partidos de esta ideología sólo consiguieron llegar al 24,5% de los votos en contraposición a otras formaciones ideológicamente opuestas que consiguieron los mejores resultados de su historia. 

Una tendencia que comenzó a evidenciarse en todos los países cada vez que sus líderes políticos se enfrentaban a unas elecciones. Sin lugar a dudas, el peor parado desde entonces ha sido el PASOK. La histórica formación helena pasó de ser una de las caras de la moneda del bipartidismo a ser una fuerza meramente marginal con el 7% de los votos por detrás de Syriza,-formación ganadora-, y de su eterna rival: Nueva Democracia. 

En Austria ocurrió algo similar. El SPÖ austriaco no consiguió obtener un resultado que le permitiera presentarse a la segunda vuelta de los comicios, disputada finalmente por el partido de derecha identitaria, FPÖ y Los verdes. Aún así, los socialistas volverán a tener una nueva oportunidad ya que el Tribunal Constitucional decidió invalidar el resultado de los comicios presidenciales "por irregularidades en el recuento de votos". 

Los socialistas en Alemania tampoco se libran de la tendencia a la baja de su ideología en Europa. El Politbarometer de junio ya señalaba que el partido había caído en intención de voto a sólo 15 meses de las elecciones federales. Tanto es así que, de cumplirse los pronósticos, la formación sólo obtendría el 21% de los votos, el peor resultado de su historia. Además, el presidente del partido, Sigmar Gabriel, continúa siendo uno de los líderes peor valorados. 

El panorama no es mucho mejor en Francia donde el partido de Françoise Hollande continúa cayendo en picado también a un año de los comicios. Sin embargo, como ocurre en Dinamarca, Austria y Holanda, el resto de los partidos de izquierda no se están beneficiando de la fuga de votos de los socialistas, sino todo lo contrario. El Frente Nacional de Marine Le Pen así como el SPÖ austriaco y el PVV holandés continúan aumentando sus expectativas en los sondeos tras conseguir conectar con las clases medias y trabajadoras. 

Publicidad
Publicidad