Diario de Información y Análisis de Intereconomía
y nadie paga

Suecia, desbordada por la violencia en los guetos

La peor oleada criminal de las última semanas, recrudecida este fin de semana en suburbios de Borlänge y Norrköping, tiene por víctimas a los propios agentes de la ley.

Carlos Esteban
0
comentarios

Suecia, un país no hace mucho conocido como uno de los más civilizados y seguros de Europa, está pagando rápidamente su experimentos multiculturales con un acelerado descenso al caos urbano y la inseguridad callejera.

La peor oleada criminal de las última semanas, recrudecida este fin de semana en suburbios de Borlänge y Norrköping, tiene por víctimas a los propios agentes de la ley. Los ataques a la policía y otros funcionarios públicos -desde servicios médicos de emergencia a bomberos- se han incrementado sensiblemente en todo el país. Según el diario Expressen, además de piedras, se han empleado contra los agentes granadas de mano y armas blancas.

El año pasado, la policía sueca hizo público un informe en el que identificaba 55 áreas como especialmente 'tomadas' por el crimen organizado, guetos de inmigrantes que han surgido como setas en los últimos años, donde la ley apenas se cumple y la violencia está a la orden del día.

El pasado martes, en Boras, apuñalaron a una policía que repondía a una denuncia según la cual se estaban provocando incendios en la localidad. Durante el suceso resultó dañado un coche patrulla y varios agentes fueron atacados por jóvenes de la zona.

En Linkoping se recibió a pedradas a bomberos que acudían a una emergencia, y la noche del lunes ardieron siete coches en Norrköping.  Ronnie Dahlqvist, agente de policía, declaró a los periodistas que el cuerpo ha intentado tomar medidas preventivas, pero en cuanto desaparecen los agentes vuelve la violencia habitual. "Uno se siete a veces un poco desesperado", señala Dalhqvist, quien asegura que la policía teme tomar medidas más contundentes por temor a que la situación empeore y se produzcan disturbios como los de Estocolmo en 2013. Después de estos ataques la policía tiene que asegurar la zona antes de que puedan acceder a ella los servicios médicos de urgencia o los bomberos.

De las catorce áreas 'prohibidas' -"áreas problemáticas", en el lenguaje oficial-, Husby saltó a las portadas recientemente cuando grupos de inmigrantes atacaron a un equipo de televisión noruego que estaba grabando a un presitigioso economista sueco. En otra, Rinkeby, cita el portal de noticias Breitbart, una banda de jóvenes inmigrantes atacó a un equipo de televisión, que fue además arrollado por un coche. Hace solo unos días un policía fue casi asaltado mientras era entrevistado, también por una cadena de televisión, en un barrio de Estocolmo.

While in 1990 there were three ‘exclusion areas’ in Sweden, according to the Swedish People’s Party, showing the last calculation, which is done by a researcher and economist Tino Sanandaji in 2012, that number has risen to 186.

"La situación es grave", declaraba recientemente el inspector de policía Lars Alvarsjø a la cadena NRK. "Hay zonas de Estocolmo sobre las que parece que hemos perdido el control. La policía no puede nunca admitir que grupos criminales tomen el control de áreas redicenciales, pero esa es ya la situación en las áreas en torno a Estocolmo".

A solo media hora del Palacio Real hay toda una sociedad con sus propias leyes y sus propios grupos de poder, al margen del resto de la sociedad sueca. En ellas, la ley del reino no se aplica. "En esas áreas, las bandas criminales deciden las reglas del juego", se lamenta Alvarsjø.

 

Leer más...

Suecia financia cursos de francotirador para refugiados

Suecia estudia la expulsión de 80.000 refugiados

Publicidad
Publicidad