Diario de Información y Análisis de Intereconomía
la polémica desconocida

Todo lo que no sabes sobre la 'tasa Google'

Es ¿un canón intelectual? ¿un impuesto revolucionario? o ¿simplemente un error de percepción por parte de unos medios de comunicación 'miopes' que no saben 'ver' la realidad del negocio online?

María A.C.
0
comentarios

Lo cierto es que poco se ha clarificado acerca de su verdadera razón de ser y de las consecuencias que su imposición implica en la práctica, las cuales entrarán en vigor a partir del próximo 16 de diciembre. Una cosa está clara, la edición española de Google News, la primera que la empresa californiana cerrará en el mundo, tiene 385.000 usuarios únicos al mes, sin incluir los accesos desde dispositivos móviles y esto son cifras a tener en cuenta.

El buscador expulsará a todos los medios de comunicación españoles de su plataforma de noticias a partir del próximo 16 de diciembre, siguiendo las directrices marcadas por la nueva Ley de Propiedad Intelectual que, desde del 1 de enero de 2015, obligará a los agregadores a pagar a los editores una tasa por cada información añadida. Los contenidos de prensa únicamente podrán leerse a través del buscador. No obstante, no se podrá es acceder a ellos a través del gigante, que funciona en más de 70 países y aporta 10.000 millones de clics a los editores de todo el mundo.

La clave es que esta tasa que el Gobierno quiere introducir resulta cuanto menos llamativa, sobre todo por un factor: los medios pueden controlar su presencia en Google News, pero las visitas que reciben gracias a Google News son muy importantes por eso al final casi todos quieren formar parte del “sistema”. Los medios que se encuentran en AEDE quieren que Google paguen por reproducir parcialmente contenido de sus publicaciones pero al mismo tiempo no quieren salirse de Google News porque saben que eso les deja fuera de juego dentro del negocio de la publicidad on line.

El artículo que ha generado la controversia es el 32.2 de la Ley de Propiedad Intelectual que introdujo la llamada tasa Google que establece el “derecho irrenunciable” de los editores a recibir una “compensación equitativa” de los agregadores—también Flidboard, Yahoo, Menéame...— que reseñan sus contenidos.

Esta “compensación equitativa”, también conocida como canon AEDE, entrará en vigor en enero de 2015 pero ni los editores, ni los agregadores, ni tampoco las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual que deben hacerla efectiva, saben aún nada sobre su cuantía. Según el Ministerio de Cultura, el desarrollo reglamentario llevará seis meses y solo después se abrirá la negociación entre las partes para determinar el importe que Google News tendría que pagar por cada noticia indexada.

La doble consecuencia de haber optado por esta vía de la "compensación equitativa" es el hecho de atribuirle carácter irrenunciable y de que deba hacerse efectivo a través de las entidades de gestión.

¿Y si no hay acuerdo?

En ese caso, se recurrirá al mecanismo de fijación de precios establecido en la ley a través de la Comisión de la Propiedad Intelectual, según explicó el ministro de Educación, José Ignacio Wert. Mientras que la compañía se niega rotundamente a pagar ni un euro por agregar informaciones de medios y rechaza cualquier opción de llegar a un acuerdo que no pase por la retirada de la mencionada tasa.

La tasa Google es sin duda la medida más polémica de la Ley de Propiedad Intelectual, por diversos motivos: este canon AEDE afecta a los llamados “proveedores de servicios electrónicos de agregación de contenidos”; toca también a los medios de comunicación, singularmente a la prensa, estando ésta como se sabe en medio de una verdadera “crisis de identidad”, a raíz del impacto de Internet en su modelo de negocio; y quinto, porque la llamada tasa Google evidencia una pugna entre los derechos de autor y derechos tan esenciales en una sociedad democrática como la libertad de expresión o el derecho a la información, incluso la libertad de empresa de quienes presten este tipo de servicios de “agregación”.

 

Publicidad
Publicidad