Diario de Información y Análisis de Intereconomía

Toyota i-Road, la apuesta eléctrica de la marca híbrida

La marca japonesa está desarrollando el i-Road, un vehículo ultracompacto totalmente eléctrico. Además, está realizando un estudio para valorar su comercialización y necesidades de movilidad

0
comentarios

A partir del 17 de septiembre de 2016, y hasta finales de marzo de 2017, Toyota (TMC) lanzará la segunda ronda del proyecto Open Road, principalmente en Tokio, con la participación de otras empresas y del público en general, con vistas a desarrollar todo el potencial del vehículo eléctrico ultracompacto i-Road. La primera fase se desarrolló entre julio 2015 y julio 2016.

Es un proyecto ambicioso y que se centra en el medio-largo plazo, ya que actualmente el vehículo eléctrico es más futuro que presente. Este tipo de acciones son precisamente las que consiguen ir desarrollando una tecnología y por tanto una infraestructura, para que se pueda asentar este nuevo modelo de desplazamiento en el futuro. 2016 parecía que podía ser un año en el que se consiguiesen avances en este sentido.

En el marco del proyecto, Toyota ofrecerá el i-Road a distintos usuarios como ‘pilotos de pruebas’ durante un tiempo determinado para valorar así las diversas necesidades de movilidad.

En la segunda ronda, para determinar mejor las posibilidades de comercialización del vehículo, la marca lo pondrá a disposición de empresas operadoras, además de usuarios generales como en la primera ronda, a fin de valorar sus necesidades y la aceptación que puede tener este vehículo eléctrico ultracompacto en el mercado. También se valorará cómo se utilizaría en entornos de uso compartido y con qué fines.

i_Road_Trasero

Por otra parte, igual que en la primera fase, Toyota aumentará gradualmente el número de emplazamientos donde se ofrecen servicios asociados, tales como plazas de aparcamiento exclusivas —algunas de ellas con recarga—, durante el periodo de prueba, y también desarrollará y probará otros nuevos servicios que considere oportunos. La evolución de este proyecto de validación se irá publicando periódicamente en una página web creada a tal efecto.

Recientemente finalizada, la primera fase del proyecto Open Road supuso la selección de 96 ‘pilotos de pruebas’ entre unos 3.500 solicitantes. Estas fueron algunas de sus impresiones: “El i-Road es realmente práctico porque se puede aparcar en plazas muy pequeñas”. “Mi radio de desplazamiento se ha ampliado porque puedo ir fácilmente a cualquier parte”.

Gracias a esas pruebas con usuarios, Toyota espera poder estudiar las mejores formas de desarrollar productos y servicios que aprovechen los puntos fuertes del i-Road y abran un nuevo campo de interesantes posibilidades para la movilidad. Además, la marca es referente en cuanto a movilidad sostenible, ya que tiene conocidos automóviles híbridos en el mercado. El más popular es el Prius, uno de los vehículos que más consiguió abrir el mercado en la movilidad sostenible. En febrero de 2016 hizo una actualización que le dio un toque más dinámico. Otra de sus señas de identidad es el RAV4 Hybrid.

Publicidad
Publicidad